A FELIX VERDEJO SE LE ACABA EL TIEMPO – Por J.J. Álvarez

Sería un lamentable desperdicio que el enorme talento del puertorriqueño Félix Verdejo no llegara a la cima. Considerado como uno de los más prometedores jóvenes del boxeo boricua desde que debutó en 2012, “El Diamante” -su pseudónimo en la disciplina, ha quedado a deber con la afición de la Isla del Encanto, sus preparadores y hasta con él mismo.

Pero el boxeo es mucho más que habilidades. Requiere disciplina, y entrega total. Y ambas le han faltado al oriundo de San Juan, la capital puertorriqueña, aunque también la suerte le jugó una mala pasada cuando sufrió un lamentable accidente de tránsito, mientras montaba una motocicleta, en agosto de 2016, que incluso pudo costarle la vida. Después, quedaron en el pasado las actuaciones brillantes, que lo convirtieron en niño mimado de la compañía Top Rank, la que ahora prácticamente le ha lanzado un ultimátum, de cara al próximo combate ante el costarricense Bryan Vásquez, otrora campeón mundial interino de la Asociación Mundial (AMB).

Con solo 25 años –cumple 26 el 19 de mayo-, “El Diamante” Verdejo (24-1-0, 16 KOs) no está acabado. Pero sí necesita un enfoque total en su carrera, dejando a un lado las distracciones, que le impiden alcanzar los grandes objetivos, porque el tiempo comienza a correr en su contra y ese no perdona. Es ahora o nunca.

En los próximos días, el 20 de abril, Verdejo regresa al legendario Madison Square Garden, donde el 17 de marzo del pasado año sucumbió por la dolorosa vía del cloroformo en el décimo asalto ante el mexicano Antonio Lozada, un rival peligroso que impuso una férrea presión desde el principio y que poco a poco, desgastó las reservas físicas del boricua hasta anestesiarlo a los 2:37 minutos de esa fatídica fracción, cuando el árbitro Eddie Claudio se vio obligado a detener las acciones. Fue, además del primer y único fracaso del isleño, una señal de máxima alerta para Verdejo, que todos sus sueños se pueden ir por la borda, si no endereza el rumbo.

Transcurridos ocho meses de aquel descalabro del 10 de noviembre, Verdejo noqueó en el segundo round al joven descendiente de mexicanos Yardley Cruz, en la ciudad puertorriqueña de Guaynabo, en combate disputado en la categoría súperligera –ambos pesaron 137 libras la jornada previa-. No resultó una victoria de grandes titulares, ya que el derrotado carece de una trayectoria relevante y acumula 25 triunfos y 13 reveses.

ARUM LANZA ADVERTENCIA A VERDEJO: “AHORA O NUNCA”
Reconocido como uno de los jóvenes que más dinero ha ganado en los primeros años de su carrera, Verdejo se encuentra en estos momentos en una encrucijada con la compañía Top Rank, que hizo una gran inversión y le ofreció gigantesco respaldo mediático, pero que en la práctica no ha recibido el aporte que esperaba del púgil.

“Es ahora o nunca”, dijo el promotor Bob Arum, máximo directivo de Top Rank, a un diario puertorriqueño. “Parecía una estrella emergente y luego no lo fue. Ahora tiene esta nueva oportunidad, porque todos sabemos que ha decepcionado últimamente. Pero el talento no se acaba, solo hay que explotarlo como es debido”.

Al referirse al contrato que ofreció la empresa a Verdejo unos años atrás, el avezado promotor señaló que incluso el ucraniano Vasyl Lomachenko, hoy por hoy el mejor libra por libra del mundo, le comentó que Verdejo había sido el rival más difícil que había enfrentado cuando ambos eran aficionados. “Cuando me dijo eso, comprendí las virtudes que tenía Verdejo, lo que había comprobado personalmente”, precisó Arum.

Sobre la forma actual del puertorriqueño, Arum expresó que había recibido informaciones muy halagüeñas, en el sentido de que Verdejo está entrenando con mucha responsabilidad, dedicado de lleno a su carrera, actitud que puede repercutir en que alcance los altos niveles que deben ser coincidentes con su extraordinaria calidad.

“Esta pelea contra Vásquez es significativa para Verdejo”, apuntó Arum. “Estará en juego la faja dorada de la Asociación Mundial (AMB) y el que gane se convertirá en retador obligatorio por el título regular de esa organización. Así que para ambos el combate es de mucha motivación, porque está en juego un importante escalón en la división ligera”.

VERDEJO PARTIO HACIA NUEVA YORK
Este lunes, Verdejo y su equipo de trabajado partieron hacia Nueva York, donde esperan finalizar la preparación para el enfrentamiento ante “El Tiquito” Vásquez, quien viene de imponerse unánime al venezolano Carlos “El Profeta” Cárdenas, el 14 de septiembre del pasado año, en Fresno, California.

De acuerdo con Ricky Márquez, principal entrenador de Verdejo, cuando estemos en la sede “trabajaremos los aspectos de la explosividad y también en el plan táctico y estratégico que queremos utilizar durante la pelea”, que será de respaldo al combate estelar entre el invicto estadounidense Terence “Bud” Crawford, monarca welter de la Organización Mundial (OMB) y el ex monarca del orbe, el inglés Amir “King” Khan.

Aunque siempre ha mostrado una gran responsabilidad en la preparación de su pupilo, Márquez ha recibido duras críticas por los inestables resultados de Verdejo en los dos últimos años e incluso lo han señalado como el factor X que no le permite al prometedor púgil alcanzar niveles más sobresalientes, lo que otros cercanos a la pareja han rebatido considerándolo una injusticia, pues el único responsable de los altibajos ha sido el propio púgil.

“Será una pelea complicada con un rival que tiene recursos y asimila”, dijo Márquez a otro diario puertorriqueño. “Tiene mucha maña y hay que estar atento y pendiente a ese tipo de situación. Pero hemos trabajado para estar listo, aunque la última palabra la tiene Félix sobre el ring y ahí es donde tiene demostrar todas sus facultades”.

Facebook Comments