Incertidumbre sobre el regreso de “Chocolatito” González -Por J.J. Álvarez

Cada vez que piensa en su exitosa carrera boxística, el púgil nicaragüense Román González no puede evitar que lo atormente el nombre del tailandés Wisaksil Wangek, un fantasma otrora desconocido, que se apareció en su camino e interrumpió aquella racha victoriosa que lo había catapultado hacia la exclusiva lista de mejores libra por libra del mundo.

Púgil de extraordinaria pegada para su diminuto tamaño, “Chocolatito” González (47-2-0, 39 KOs) transitaba imbatible por los cuadriláteros internacionales, cuando “Srisaket Sor Rungvisai” (el alías de Wangek) lo derrotó por fallo mayoritario, el 18 de marzo de 2017, en el emblemático Madison Square Garden, de Nueva York, donde los presentes quedaron admirados por la buena actuación del asiático, quien se presentaba por primera vez en Estados Unidos, e igualmente por la baja forma deportiva mostrada por el nacido en el Barrio La Esperanza, de Managua, que quedó a deber en esa confrontación, en la que fue a la lona en el primer asalto.

Con el objetivo de enmendar la situación, y sobre todo para recuperar la corona súpermosca del Consejo Mundial (CMB), los representantes de González se dieron a la tarea de organizar la revancha a la mayor brevedad. Y seis meses más tarde, el 9 de septiembre, González se veía las caras nuevamente ante Wangek, en el StubHub Center, de Carson, California.

Pero si el fracaso anterior resultó sorpresivo, el segundo dejó atónitos a todos los presentes en la instalación, pues el tailandés llevó el ritmo de las acciones desde el principio, golpeó más y con superior efectividad, mientras el centroamericano parecía una sombra de aquel torbellino que había sumado 46 éxitos sucesivos, 39 antes del límite. Par de derribos en el cuarto episodio obligaron al árbitro Thomas Taylor a detener lo que ya se había convertido en una masacre. El cronómetro marcaba 1:18 minutos de esa fatídica cuarta fracción.

Un año exacto necesitó González para reponerse de los traumas físicos y mentales. Algunos allegados dejaron entrever la posibilidad de que colgara los guantes para siempre. No obstante, “Chocolatito” regresó el 15 de septiembre, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde, en pelea de respaldo del “Canelo-Golovkin II”, se impuso inobjetablemente por nocaut técnico en el quinto episodio al mexicano Moisés “Moy” Fuentes, ex campeón mundial de peso Mínimo de la Organización Mundial (OMB).

LESION INTERRUMPE SIGUIENTE COMBATE
Tan buen impresión dejó “Chocolatito”, que ni corto ni perezosos sus representantes planearon un próximo combate para el 8 de diciembre, en el StubHub Center, con dos posibles y reconocidos adversarios, ambos mexicanos: Pedro Guevara y Juan Francisco “El Gallo” Estrada, que sería transmitido por la cadena HBO y que incluía las peleas de la colombo-noruega Cecilia Braekhus y de la estadounidense Claressa Shields, ambas victoriosas en sus respectivos enfrentamientos.

Pero una lesión de González en el menisco de una de sus rodillas obligó a posponer los planes. Peor aún, el monarca en cuatro divisiones (105, 108, 112 y 115) tuvo que someterse a una intervención quirúrgica en Costa Rica.

DE VUELTA A LA PREPARACION
A mediados de febrero, González expresó a algunos medios de su país, que estaba completamente recuperado de la rodilla derecha, que hacía ejercicios de fortalecimiento con Rafael Rojas, su entrenador físico, y que intentaría conquistar la corona del orbe de las 115 libras, correspondiente a la Asociación Mundial (AMB), en manos del británico Khalid Yafai, en duelo con fecha prevista el 23 de junio. Unos días después González comenzó los entrenamientos en el gimnasio Roger Deshon, bajo la dirección de su padre Luis González. “Todavía no está firmado, pero las negociaciones están ahí”, afirmó con cierta grado de optimismo el pequeño peleador pinolero, durante una entrega de premios en Managua.

Unas fechas más tarde, el proyecto se fue a pique, pues la AMB le ordenó al invicto Yafai (25-0-0, 15 KOs) la defensa obligatoria ante el dominicano Norbelto “Meneíto” Jiménez (29-8-4, 16 KOs), que tras las negociaciones de rigor, se efectuará el 1 de junio, en el Madison Square Garden, de Nueva York, donde el inglés hará la quinta defensa del cinturón que obtuvo en diciembre de 2016, al imponerse unánime al panameño Luis “El Nica” Concepción, quien lo perdió por descomunal sobrepeso de más de cinco libras.

El combate entre el monarca “Khal” Yafai, de 29 años, y el caribeño “Meneíto” Jiménez, de 28, será co-estelar del que protagonizarán el múltiple campeón pesado Anthony “AJ” Joshua (22-0-0, 21 KOs) y el estadounidense Jarrell “Big Baby” Miller (23-0-1, 20 KOs).

Pactado el pleito entre Yafai y Jiménez, los representantes de “Chocolatito” están obligados a buscar un nuevo puerto para que el astro centroamericano regrese al cuadrilátero, que no se descarta sea el ganador entre el ahora monarca Wangek y el fogoso mexicano “Gallo” Estrada, quienes disputarán la revancha el 26 de abril, en el Forum, de Inglewood, California, donde el asiático hará la cuarta defensa de la faja que arrebató a González. En la reyerta previa, Wangek se impuso por decisión mayoritaria, el 24 de febrero del pasado año, en la misma sede que los acogerá en el segundo enfrentamiento.

Algunos allegados de González señalan que no se descarta, tampoco, se busque primero un oponente de inferiores exigencias y nivel técnico para que pueda recuperar la forma óptima deportiva.

Facebook Comments