¿Quién será el próximo rival de Gennadi Golovkin? -Por J.J. Álvarez

Aunque el kazajo Gennady Golovkin, otrora mejor libra por libra del mundo, se incorporó a los entrenamientos un par de semanas atrás, todavía desconoce quién será su próximo oponente, la fecha exacta y el sitio donde regresará al cuadrilátero, tras su controvertido fracaso por fallo mayoritario ante el mexicano Saúl “Canelo” Alvarez, en septiembre pasado, que significó el primer fracaso de su carrera profesional y la pérdida de varios cinturones en la división mediana.

Después de varias semanas de descanso, “GGG” Golovkin (38-1-1, 34 KOs) regresó al arduo trabajo en el gimnasio de Big Bear, California, bajo el escrutinio del avezado técnico mexicano Abel Sánchez, quien ha rechazado en varias ocasiones la votación de dos oficiales en el pleito efectuado en 15 de septiembre, en la T-Mobile Arena, de las Vegas. En ese memorable duelo, Alvarez, ahora convertido en la principal figura de las 160 libras, recibió par de boletas favorables de 115-113, en tanto el otro juez repartió 114 puntos para cada uno de los contendientes.

En la misma fecha en que comenzó la preparación en las montañas, “Triple G”, de 37 años, escribió en las redes sociales su alegría por estar de vuelta al campamento y que esperaba en un plazo relativamente breve se definieran los detalles relacionados con su inmediato pleito, pero sin ofrecer ninguna luz que permitiera especular sobre el rival o las gestiones que efectúa la plataforma digital DAZN, con la que firmó un contrato por seis peleas y tres años.

De cualquier forma, fuentes periodísticas de Los Angeles señalan que Golovkin podría reaparecer el 8 o el 14 de junio en el histórico Madison Square Garden, de Nueva York, aunque precisan que ni la fecha ni el lugar son definitivos. Y el camerunés Hassan N´Dam, ex campeón mediano de la Asociación Mundial (AMB), aparece entre los púgiles con mayores opciones de cruzar guantes con el kazako en esa vuelta al cuadrilátero, que serviría como preámbulo a un añorado tercer enfrentamiento versus Alvarez en los meses finales de 2019.

N´Dam (37-3-0, 21 KOs) obtuvo la corona al disponer por decisión dividida del japonés Ryota Murata en mayo de 2017, pero la cedió cinco meses más tarde en la revancha por abandono en el séptimo asalto en Tokio, la capital japonesa. En su más reciente combate, N´Dam se impuso mayoría al británico Martin Murray, el 22 de diciembre, en Manchester, Inglaterra.

Sin dudas, N´Dam no ocupa el pelotón de avanzada de las 160 libras, pero es un adversario peligroso, que permitiría conocer las condiciones actuales de Golovkin, quien ciertamente no ofreció su mejor versión, ni su demoledora pegada en los compromisos ante el “Canelo”, pero en modo alguno puede excluirse de la cima de esa categoría.

Abel Sánchez considera que Golovkin necesita un buen adversario en junio, lo cual le serviría de preparación para el siguiente pleito que ansía sea frente a Canelo o Jaime Munguía, monarca de las 154 libras, pero éste con la intención de escalar en un futuro cercano a los medianos, y enfocado en vérselas ante el pelirrojo azteca o versus Golovkin, según sus propias palabras.

La reyerta Golovkin-Munguía flotó en el ambiente, cuando “Canelo” dio positivo a dos pruebas, que obligaron a suspender el segundo combate frente a Golovkin, el 5 de mayo de 2018, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas. Entonces como posible rival del europeo surgió el nombre de Munguía, de solo 21 años, surgió como posible rival del europeo.

Los esfuerzos de los representantes de “GGG” Golovkin para enfrentar a Munguía resultaron fallidos, pues Bob Bennett, director ejecutivo de la Comisión Atlética del Estado de Nevada, no aprobó el enfrentamiento, debido a la “inexperiencia” del mozalbete, que nació en la fronteriza ciudad de Tijuana, Baja California, en esos momentos un desconocido en el mundo del pugilismo

Ante la negativa y en una nueva gestión, prácticamente de última hora, el grupo de Golovkin concertó acuerdo con el armenio Vanes “La Pesadilla” Martirosyan, quien fue anestesiado por fulminante nocaut en el minuto intermedio del segundo asalto, el 5 de mayo, en el StubHub Center, de Carson, California, donde el astro kazajo retuvo las coronas del Consejo Mundial (CMB), la Asociación Mundial (AMB) y la menos reconocida de la Asociación Internacional (AIB), en las 160 libras.

Sin embargo, el azar le tenía reservada una sorpresa a Munguía. Por esos días, el estadounidense Sadam Alí, monarca mundial de la Organización Mundial en las 154 libras, debía hacer la primera defensa obligatoria ante el ex titular Liam “Beefy” Smith, el 12 de mayo, pero el retador se vio obligado a retirarse debido a una repentina enfermedad. Alí estaba urgido de un oponente y eligió a Munguía, quien ni corto ni perezoso aceptó el reto, sin una preparación específica para las características de su oponente.

Munguía aniquiló a “World Kid” Alí en cuatro asaltos, en los que le propinó par de caídas en el primero, otra en el segundo y la última en el cuarto, cuando el árbitro Gary Rosato acabó la masacre y convirtió al mexicano en propietario del cinturón de la OMB. En consecuencia, el triunfo catapultó a Munguía hacia los primeros planos de la división, igualmente conocida como ligero mediana.

Para que no quedaran dudas, solo dos meses después de imponerse a Alí, Munguía derrotó por unanimidad al inglés Smith, en el hotel y casino Hard Rock, de Las Vegas, donde derribó al británico en el sexto asalto, durante la primera defensa obligatoria del cinturón. Par de meses más tarde, el 15 de septiembre, el imberbe Munguía puso a dormir al canadiense Brandon “Bad Boy” Cook, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, en pelea de respaldo de la que escenificaron “Canelo” y “GGG”, que concluyó con triunfo mayoritario para el pelirrojo azteca, quien recibió dos boletas favorables de 115-113, en tanto la otra repartió 114 puntos para cada gladiador.

En enero de este año, Munguía hizo la tercera defensa exitosa de la faja de la OMB ante el japonés Takeshi Inoue, en el Toyota Center, de Houston, Texas, donde salió con el brazo en alto por fallo unánime y votaciones de 120-108 (2) y de 119-109.

Munguía ha expresado que su objetivo inmediato es “limpiar” las 154 libras y después dar el salto a los medianos para enfrentar a los dos mejores exponentes de las 160 libras. “El plan es subir hasta 160 libras en aproximadamente un año. Estamos bien haciendo bien el peso ahora. No tengo problemas en ese sentido, pero siento que puedo avanzar y pelear en otras divisiones”, dijo el bisoño púgil de Tijuana, Baja, California.  “Mi cuerpo es tal que incluso podría subir a 168 libras”.

No descartó Munguía durante una conferencia telefónica que en poco tiempo “creo que puedo pelear contra ´Canelo´ o contra Golovkin. Sé que es un riesgo porque siempre habrá riesgos. Esos son los dos mejores boxeadores del mundo. Tendríamos que ser muy cuidadosos y estar muy bien preparados. No creo que suceda pronto, así que tenemos que ver qué nos depara el futuro”.

Al referirse al combate entre Alvarez y Munguía, el empresario Oscar De La Hoya afirmó: “Esa pelea es muy posible, porque Munguía es joven, está creciendo, aprendiendo y tiene millones de fanáticos en México. Además, posee un gran estilo, es un guerrero, un luchador y esa sin dudas es una pelea natural”.

Facebook Comments