Yordenis Ugás: “Pelear contra Porter es la gran oportunidad de mi vida” Por J.J. Álvarez

El cubano Yordenis Ugás vive en una burbuja de ilusiones, pues en pocos días enfrentará al estadounidense Shawn Porter, monarca mundial welter del Consejo Mundial (CMB), en choque previsto el 9 de marzo, en el recién bautizado Dignity Health Sports Park, de Carson, California, antes conocido por Stub Hub Center.

A fuerza de tesón, cambios trascendentales en su vida … y resultados, “El Príncipe Negro” Ugás (23-3-0, 11 KOs) está a las puertas de alcanzar el gran objetivo de su vida como boxeador: convertirse en campeón del orbe, aunque para obtenerlo tendrá que derrotar a un experimentado púgil como “Showtime” Porter (29-2-1, 17 KOs), quien expondrá por primera ocasión la faja de las 147 libras, que obtuvo en septiembre pasado, cuando se impuso unánime a Danny García, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York.

Ugás, natural de la oriental provincia de Santiago de Cuba y radicado en Las Vegas, desde que saltó a la categoría welter exhibe una racha de 8 victorias, cuatro de ellas por la vía del cloroformo, la más reciente por unanimidad ante el zurdo argentino César “La Joya” Barrionuevo, quien acumulaba 10 triunfos en línea, los últimos cuatro por nocaut.

Coincidentemente, esa misma noche del 9 de septiembre del pasado año, Porter venció por idéntico resultado a García, en un cerrado pleito, que comenzó favorable al derrotado al marcar el ritmo de las acciones, en las que manejó bien ambas manos, pero que el ganador logró remontar poco a poco, metiéndose en la guardia de su rival y al final recibió votación cerrada de 116-112 y 115-113 (2), que le aportó el cinturón verde y oro, que dejó vacante el también norteño Keith “One Time” Thurman, actual súpercampeón de la Asociación Mundial (AMB) y vencedor de Porter en junio de 2016.

UGAS: “ESTA ES LA OPORTUNIDAD DE MI VIDA”
Tras un largo período de inactividad, que lo sumió en el desconcierto y estuvo a punto de obligarlo a colgar los guantes definitivamente, el cubano Yordenis Ugás regresó por la puerta grande en 2016, en el que consiguió dos importantes victorias y le permitieron recibir el reconocimiento de “Mejor Regreso” del año por algunas publicaciones especializadas en el deporte de los puños.

Campeón panamericano, medallista de plata mundial y bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing-2008, “El Príncipe” Ugás (17-3-0, 8 KOs) se vio obligado a afrontar momentos de mucho dolor e incertidumbre, cuando lo derrotaron en forma consecutiva, el zurdo Emmanuel “El Renegado” Robles (decisión dividida) y el también estadounidense Amir “El Joven Maestro” Imam (unánime), ambos en 2014.

Ambos resultados lo sumieron en una apatía temporal por el boxeo, pero después de estar separado temporalmente de las peras y los sacos de arena por veintisiete meses desde el segundo fracaso, Ugás regresó a los encordados y se impuso por fallo absoluto al entonces invicto Jamal “Shango” Jamal, en el hotel y casino Turning Stone, de Verona, Nueva York.

“Fueron tiempos muy duros después de aquel par de reveses, pero poco a poco me di cuenta que dentro de mí todavía existía la pasión por el boxeo y la necesidad de demostrar la calidad que me llevó a buenos resultados en el campo amateur”, dijo Ugás desde Las Vegas a una emisora de radio en Miami, al analizar aquellos tristes episodios en su carrera.

Ahora con 32 años, Ugás reconoció que, además, hubo otros factores clave para que retornara al gimnasio: el nacimiento de su primer hijo, el respaldo de su progenitora y el vínculo con el profesor Ismael Salas, su actual entrenador en la Ciudad del Pecado, al que considera como un padre por todos los buenos consejos que de él ha recibido.

“Es un nuevo resurgir, pero tengo ahora muchas motivaciones”, añadió con gran optimismo el cubano. “Y todas ellas han significado una bendición, que no desaprovecharé, porque esta es la gran oportunidad de mi vida. Si conquisto la corona mundial, por la que estoy completamente enfocado, se lo deberé en gran medida a Salas, quien deportiva y personalmente es todo para mí”.

Ugás estima que ninguna pelea anterior se puede comparar con la de Porter, la más trascendental en su trayectoria, desde que comenzó a practicar este deporte a los 9 años en su provincia natal en el oriente cubano.

“He mejorado mis habilidades, soy más maduro y estoy preparado física y mentalmente para el reto que significa Porter, un rival de elevada experiencia al que no subestimaré en modo alguno”, expresó Ugás en una teleconferencia internacional con los periodistas, en la que también participó el titular de las 147 libras y otros directivos de la promotora Golden Boy Promotions. “Nunca antes había combatido por un título mundial. Eso me motiva y me tiene enfocado al ciento por ciento”, precisó.

UN GRAN RIESGO PARA PORTER
Enfrentar al cubano Ugás significa un gran riesgo para Porter. Un revés indiscutiblemente lo sacaría de su ruta y objetivos, que no son otros que rivalizar con el filipino Manny “PacMan” Pacquiao, o los estadounidenses Errol “La Verdad” Spence Jr. Y Keith Thurman, en potenciales duelos unificatorios, pues estos tres son monarcas “regular” de la Asociación Mundial (AMB), la Federación Internacional (FIB) y el de “supercampeón” de la AMB, respectivamente.

“Ignoro esta percepción relacionada con una posible derrota ante Ugás”, respondió Porter en la teleconferencia. “Cada pelea es peligrosa y debes ganar contra el que sea, porque ese el principio del éxito desde que uno salta al profesionalismo. Este enfrentamiento es como el primero que hice y merece toda mi atención, porque Ugás es un púgil con habilidades, muy peligroso y con mucho calibre. Todos los pleitos significan un alto riesgo, pero cada uno tiene su recompensa”.

Porter, de 31 años, nacido en Akron, Ohio, se alzó con la corona welter de la Federación Internacional (FIB) al doblegar unánime al zurdo estadounidense Devon “El Grande” Alexander, en diciembre de 2013, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York. Tras dos defensas triunfales cayó por fallo mayoritario ante el británico Kell Brook un año después, precisamente en el escenario donde ahora cruzará guantes con el cubano Ugás y al que no ha vuelto desde aquella ocasión.

Facebook Comments