Hoy Eddie Hearn, el jefe de la división de boxeo de Matchroom Sport, la compañía fundada por su padre y el promotor del campeón de peso pesado de la AMB / OMB / FIB Anthony Joshua, confirmó lo que se había especulado ampliamente: Joshua (22-0, 21 KOs) ) defenderá sus cinturones contra Jarrell “Big Baby” Miller (23-0-1, 20 KOs) en el emblemático Madison Square Garden de Nueva York el sábado 1 de junio. La buena noticia para los fanáticos de los Estados Unidos es que la pelea se transmitirá en DAZN . No será pay-per-view.

AJ peleó por última vez el 22 de septiembre de 2018. Detuvo a Alexander Povetkin en la séptima ronda en el estadio de Wembley. Big Baby estuvo en acción más recientemente. El 17 de noviembre, detuvo al invicto pero inadecuado Bogdan Dinu en la cuarta ronda en el Kansas Star Arena en las afueras de Wichita. Las últimas cuatro peleas de Miller (contra Mariusz Wach, Johann Duhaupas, Tomasz Adamek y Dinu) fueron promovidas conjuntamente por Hearn.

Big Baby ha vivido la mayor parte de su vida en Brooklyn, pero uno no puede decir que tendrá una ventaja en el campo, ya que el evento inevitablemente atraerá a muchos británicos que son más fuertes y más demostrativos que sus homólogos estadounidenses. Como aficionado, llegó a la final del torneo New York Golden Gloves (perdiendo contra Tor Hamer), pero comenzó su carrera en deportes de combate como kickboxer, donde al parecer tenía un récord de 23-2.

Joshua, con 15 meses menos que Miller a los 29 años, mide dos pulgadas más a los seis pies y seis y tendrá una ventaja de alcance de 4 pulgadas. Sin embargo, él calcula ser superado por más de 50 libras. Miller tuvo un peso de 315 ¼ en su peleac ontra Dinu, 60 libras más de lo que tuvo en su debut profesional de boxeo en el 2009.

Lleva bien el peso. Uno no describiría a Big Baby como lento. Sin embargo, como señaló Thomas Hauser, “la fibra muscular de contracción rápida no es lo suyo”. Tiene la mano dura y tiende a aplacar a sus oponentes para que se sometan después de agotarlos.

Una cosa que a Miller no le falta es la confianza. “Soy el mejor por ahí; Es solo una cuestión de tiempo para que todo el mundo lo vea”, dijo a Hauser en una entrevista en el 2016. Más recientemente, mientras asistía a la pelea de Whyte-Chisora ​​en Londres, dijo: “Soy un hombre monstruoso. Escuché que Joshua era un pequeño nerdo en la escuela … Por supuesto que lo valoro mucho, pero yo soy el que lleva los pantalones en esta pelea “. Se reunió con Joshua allí y se encontraron nuevamente en la pelea de Canelo-Fielding en el Madison Square Garden en diciembre. . 15.

Durante un tiempo, pareció que la revancha entre Deontay Wilder y Tyson Fury llegaría primero. El CMB ordenó que los dos campamentos llegaran a un acuerdo antes del 6 de febrero o la pelea iría a una licitación. Más tarde, concedieron una extensión de una semana y justo hoy, 13 de febrero, la extendieron nuevamente porque se decía que las dos partes estan muy cerca de finalizar el trato.

Wilder-Fury II se llevará a cabo en Nueva York o Las Vegas. La mejor suposición, según varios informes, es que la pelea se llevará a cabo en el Madison Square Garden el 18 de mayo. 

Con dos mega peleas de títulos mundiales de peso pesado separados por solo dos semanas, los neoyorquinos pueden presumir una vez más de que su ciudad es la Mecca del boxeo.

*Traducido para Arne K. Lang en ib.tv

Facebook Comments