Gervonta Davis vs Hugo Ruíz: ambiente de KO en Carson Por J.J. Álvarez

Cuando se enfrentan dos púgiles como el prometedor zurdo estadounidense Gervonta Davis y el experimentado mexicano Hugo Ruíz, ambos con una demostrada carga destructora en las muñecas, los amantes de la disciplina pueden tener la convicción que el combate difícilmente llegará hasta el límite de los 12 asaltos programados, porque el ambiente del KO estará presente en todo momento en la instalación, en esta oportunidad el Dignity Health Sports Park, antes Stub Hub Center, de Carson, California.

Con 19 anestesiados en 20 combates, “El Tanque” Davis, de solo 24 años, acumula una racha de 11 pleitos finalizados por la vía del sueño, en tanto “Cuatito” Ruíz (39-4-0, 33 KOs) exhibe un elevado 84 por ciento de nocauts en las filas rentadas. A no dudarlo, uno de los dos será la víctima del otro el 9 de febrero, lo que ha incrementado el interés de los fanáticos, en un principio molestos por la retirada del también mexicano Abner Mares, quien se informó en un principio había sufrido una lesión en el codo derecho durante una sesión de guanteo y ahora se dijo que padece de un ligero desprendimiento en la retina.

Pero Hugo Ruíz, el sustituto a última hora de Mares, es un guerrero que no rehúye los desafíos. De ahí que 10 días antes del combate aceptó enfrentar al talentoso zurdo estadounidense Gervonta Davís, actual súpercampeón de la Asociación Mundial (AMB) de las 130 libras, a pesar del poco tiempo para la preparación específica y a menos de un mes de la pelea previa, que concluyó con victoria unánime frente al igualmente azteca Alberto “Metro” Guevara, el 19 de enero, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

En ese pleito del 19 de enero, dos de los jueces dieron puntuaciones de 99-90 y el otro de 100-89. Guevara había sustituido a última hora al zurdo filipino Jhack “El Capitán” Tepora (22-0-0, 17 KOs) -titular interino de la Asociación Mundial (AMB) en la categoría de 126 libras-, quien se presentó al pesaje del viernes con más de cinco libras por encima del límite en los plumas.

“Cuatito” Ruíz dijo “sí” sin pensarlo dos veces, cuando le ofrecieron la posibilidad de cruzar guantes con “El Tanque” Davis (20-0-0, 19 KOs), quizás el diamante joven de mayor valía en la compañía Mayweather Promotions. El mexicano incluso ha mostrado un elevado optimismo –para algunos excesivo- al comentar que ganará por nocaut.

Ruíz, de 32 años, nacido en Los Mochis, Sinaloa y radicado en Glendora, California, confía en su mayor experiencia y estatura, y en la pegada que lo ha caracterizado desde que saltó a las filas rentadas. Ese poder de fuego en sus puños considera será el factor que le dará el triunfo ante Davis, aunque el norteño también carga dinamita en ambas manos, principalmente cuando aterriza el recto de zurda, sin dudas la mejor arma.

“Entrené durante tres meses para luchar contra un zurdo enero”, dijo Ruíz al explicar el porqué se involucró en un duelo con tan poco tiempo de preparación y frente a un peleador de guardia siniestra y reconocido entre los mejores prospectos del presente. “Cuando el oponente cambió, fue difícil ajustarse en solo 24 horas. Pero después de la pelea, volví inmediatamente al gimnasio, ya que nunca se sabe lo que va a pasar en el boxeo”.

Al referirse a la exigente reyerta frente a Davis, Ruíz afirmó: “Estoy listo para derrotar a Gervonta Davis e incluso para hacerlo por nocaut”, añadió el nacido en los Mochis, Sinaloa y radicado en Glendora, California.

Desde que sucumbió en nueve asaltos ante el japonés Hozumi Hasegawa, el 16 de septiembre de 2016, en la ciudad nipona de Osaka, Ruíz ha conseguidos tres victorias sucesivas. Ante el nipón perdió el cinturón súpergallo del Consejo Mundial (CMB), que exponía por primera ocasión.

Siete meses antes Ruíz había conquistado la faja del orbe, al propinar espectacular fuera de combate en el primer asalto al también azteca Julio “El Pollito” Ceja, en duelo revancha, disputado el 27 de febrero, en el Honda Center, de Anaheim. En el primer compromiso, Ceja noqueó en el quinto episodio a Ruíz, el 29 de agosto de 2015, en el Staples Center, de Los Angeles, California, donde protagonizaron una batalla campal, que llevó a la lona al ganador en el 3ro y al derrotado en el 5to. y que tuvo como incetivo la faja interina del CMB en las 122 libras.

DAVIS, UN VIRTUOSO QUE ESCALA HACIA LA CIMA
Dueño de un virtuosismo poco común, Davis posee explosividad, descomunal rapidez de manos y piernas, así como buena defensa, atributos con los que ha aplicado el cloroformo a sus 11 últimos adversarios, el más reciente el argentino Jesús “El Jinete” Cuéllar, quien fue fulminado en el tercer asalto, el 21 de abril último, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde disputaban la faja que ahora el norteño someterá a prueba ante el reemplazante Ruíz. Como evidencia de la potencia de sus puños, “El Tanque” derribó a Cuéllar en el 2do y par de veces en el 3ro, cuando el árbitro Benjy Estévez dijo “no más”.

Ese fue el debut de Cuéllar en las 130 libras, después de un fracaso en el combate previo contra Mares por fallo dividido, el 10 de diciembre de 2016, cuando exponía por segunda ocasión el cetro pluma de la AMB.

Al comentar sobre Ruíz, Davis, quien tiene cuatro pulgadas menos de estatura que su rival, señaló que lo considera mucho más fuerte que Mares, aunque solo se basa en el porciento de nocauts que exhibe su nuevo adversario. Añadió en una conferencia telefónica, que también desconocía que Ruíz hará su primera incursión en las 130 libras. “Solo supe que apareció de la nada un boxeador que ocuparía la plaza de Mares y eso realmente me emocionó porque estaba y estoy listo para combatir el 9 de febrero”, explicó.

Promocionado por Floyd Maywether Jr. -a quien admira y trata de imitar, según sus propias palabras-, Davis ha tenido problemas en su vida personal y para cumplir con los requisitos de la báscula en las 130 libras, como ocurrió un día antes de chocar con el costarricense Francisco Fonseca, el 26 de agosto de 2017, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas. Aunque noqueó en el octavo al boxeador tico, Davis perdió en el pesaje la corona de la Federación Internacional (FIB), que solo estuvo disponible para el centroamericano.

En aquella velada “Money” Mayweather anestesió en el segundo minuto del décimo asalto al irlandés Conor “El Notorio” Mcgregor, en un megafraude boxístico, que aportó millonarios ingresos al imbatido boxeador estadounidense y al especialista en Artes Marciales Mixtas, ex campeón del orbe en las divisiones pluma, ligera y welter.

Fuera del cuadrilátero, Davis fue arrestado el pasado 14 de septiembre al participar en horas de la madrugada en una pelea callejera frente a un bar de Washington, DC. De acuerdo con el informe policial David y Ricardo Rodríguez tuvieron una discusión alrededor de las 2y30 a.m., que desembocó en una riña a puñetazos, que varios desconocidos intentaron detener sin éxito. En consecuencia ambos fueron arrestados y acusados de conducta desordenada, aunque en principio ambos salieron corriendo de la escena. La Policía Metropolitana señaló que varios testigos señalaron que la trifulca comenzó en el interior del bar por una disputa relacionada con el pago de las bebidas.

Davis obtuvo su primera corona del orbe el 14 de enero de 2017 por nocaut técnico en el 7mo round ante el puertorriqueño José “El Francotirador” Pedraza, en el Barclays Center, donde el boricua hacía la tercera exposición del cetro de las 130 libras.

Leonard Ellerbe, gerente general de la compañía Mayweather Promotions, está convencido que Davis está listo para convertirse en la estrella más fulgurante del boxeo, porque se trata de un boxeador especial que tiene fortaleza, habilidades y temperamento para alcanzar la cima entre los mejores jóvenes de la disciplina.

“Este muchacho es impresionante y no solo porque tiene 19 nocauts en sus 20 victorias”, afirmó Ellerbe a ESNews. “La diferencia con los demás bisoños es que un luchador completo, que piensa además de poseer otras muchas virtudes. Y si logra mantenerse concentrado y escuchar a su equipo, garantizo que será el más grande en este deporte. Por supuesto, todavía debe trabajar mucho, pues está muy lejos de eso”.

Facebook Comments