Jorge Linares espera “fuerte combate” ante Pablo César Cano Por J.J. Álvarez

Además de condiciones innegables para el boxeo y una sólida ética de trabajo, el púgil venezolano Jorge Linares siempre ha destacado por el respeto hacia sus oponentes, de ahí que resalte las virtudes del mexicano Pablo César Cano, a quien enfrentará el viernes 18 de enero, en el teatro Hulu, del histórico Madison Square Garden, de Nueva York.

El pleito será co-estelar del que sostendrán el zurdo estadounidense Demetrius “Boo Boo” Andrade (26-0-0, 16 KOs) y el ruso Artur “El Glotón” Akavov (19-2-0, 8 KOs), en el que el norteño someterá a prueba la faja mediana de la Organización Mundial (OMB), que obtuvo tres meses atrás por fallo unánime frente al namibio Walter “El Verdugo” Kautondokwa, en Boston.

Para “El Niño de Oro” Linares (45-4-0, 28 KOs) el pleito se enmarca en un momento importante de su carrera, después del revés en mayo por la vía del cloroformo en el décimo asalto ante el astro ucraniano Vasyl “Hi-Tech” Lomachenko, quien detuvo una racha de 13 victorias previas y le arrebató el cinturón ligero de la Asociación Mundial (AMB), que defendía por cuarta ocasión, también en la prestigiosa sede de la Gran Manzana, donde chocará con el azteca Cano.

No obstante, Linares, de 33 años, regresó a la senda del triunfo cuatro meses más tarde, al anestesiar en el tercer asalto al puertorriqueño Abner “Pin” Cotto, en el Fantasy Spring Casino, de Indio, California, en lo que significó su debut en las 140 libras.

“Demostré que puedo mantener mi velocidad y poder en esta nueva división”, dijo Linares al comentar sobre acerca de la pelea contra Cotto. “Regresé con mi viejo entrenador Jorge Zerpa a los elementos básicos y ahora estoy convencido que puedo ganar otro título del orbe en la categoría súperligera. Ese es uno de mis objetivos inmediatos: convertirme en el primer boxeador de Venezuela con cuatro coronas en divisiones diferentes”.

Triple ex campeón mundial (pluma, súperpluma y ligero), Linares asegura que se encuentra en el mejor momento de su trayectoria boxística, que comenzó ENen diciembre de 2012, cuando radicaba en Japón y le ha deparado mucho grandes momentos, principalmente al ostentar los tres reinados del orbe, aunque también sinsabores como el par de fracasos consecutivos, ambos por nocaut, en 2011 y 2012 versus ante Antonio “Tony” DeMarco y Sergio “Yeyo” Thompson, respectivamente.

Linares reconoció que frente a Cano tendrá un pleito difícil, porque es un joven veterano con mucha experiencia, en su peso natural de las 140 libras, pero se encuentra muy motivado para ofrecerle un buen combate a los fanáticos de la Ciudad de los Rascacielos.

“Cano es un boxeador que está adaptado a esta división, pero eso no representa un gran problema para mí, pues en el gimnasio he trabajado con peleadores de hasta 150 libras”, añadió Linares. “Además hice más de 120 asaltos de guanteo por lo que me encuentro en magníficas condiciones físicas, técnicas y también mentales para salir con el brazo en alto”.

DOS OPCIONES: REVANCHA FRENTE A LOMACHENKO O JOSE RAMIREZ
“Si consigo esta victoria, buscaré la revancha contra Lomachenko en mi regreso a las 135 libras”, dijo Linares, quien próximamente finaliza su contrato promocional con la compañía Golden Boy Promotions (GBP). “Quiero esta nueva oportunidad porque estoy convencido que puedo derrotarlo, ya que he sido el único que lo ha enviado a lona, aunque al final el resultó ganador”.

También Linares explicó que otro objetivo puede ser el invicto estadounidense José Ramírez (campeón súperligero del Consejo Mundial) con la intención de añadir el cuarto título de su carrera. “Ramírez y yo nos conocemos bien porque entrenamos juntos y sé que no ha cambiado mucho (su forma de boxear), pero ahora lo más importante es que me mantenga enfocado en la pelea ante Cano, ya que de ahí depende que pueda concretar los planes futuros”.

“Ahora mismo me siento en la mejor forma de mi carrera y creo que puedo seguir peleando por tres o cuatro años más”, precisó Linares. “No me veo peleando después de 2022, pero nunca se sabe. De cualquier forma, estoy convencido que mis mejores combates están por llegar. Puedo asegurar que todavía no han visto lo mejor de Jorge Linares”-

Cano, de 29 años, cuatro menos que Linares, viene de doblegar por decisión técnica en cinco asaltos al kazajo Ruslan Madiev, el 13 de septiembre en el Hard Rock Hotel y Casino, de Las Vegas, donde disputaron el cinturón vacante Internacional de Plata del Consejo Mundial (CMB) en las 140 libras. Un choque accidental de cabezas provocó una enorme herida en el rostro de Cano, que a criterio del galeno de turno, le impedía continuar en la refriega. Los tres jueces tenían votación de 49-46 favorable al azteca, por lo que se le acreditó la victoria por “technical decisión” después de observar ese momento en un video, pues el árbitro Russell Mora había decretado ganador a Madiev, al estimar que la herida ocurrió por un golpe.

Antes de esa reyerta, Cano sufrió par de reveses consecutivos ante el zurdo estadounidense Fidel Maldonado Jr. (decisión dividida), en mayo, y cuatro meses más tarde por nocaut en el segundo asalto versus el argentino Marcelino “Niño” López, en la discussion por la corona vacante súperligera del Consejo Mundial (CMB), correspondiente a la Federación de Boxeo del Caribe (FECARBOX).

“Estoy listo y convencido que puedo derrotar a Linares y entonces buscar un título en esta división de 140 libras”, afirmó Cano en declaraciones a ESPN. “Conozco que es un rival muy difícil y con gran experiencia, por lo que será un gran triunfo en mi carrera”.

Facebook Comments