Adrien Broner tiene un enorme problema: !Manny Pacquiao! Por J.J. Álvarez

A pesar de todo, Adrien Broner tiene admiradores por su indiscutible talento boxístico. Pero simultáneamente aglutina otra legion de detractores por su azaroza y conflictiva vida personal. Esas dotes que ha exhibido sobre el ring el púgil estadounidense le permitieron conquistar cuatro coronas mundiales en divisiones diferentes. Sin embargo, su problemática andadura fuera del cuadrilátero le ha generado un tropiezo tras otro como si no aprendiera de sus propios errores.

En todo momento existen dudas de que podrá ocurrir con Adrien Broner. A favor o en contra, pero nunca el mundillo del boxeo mira hacia otro lado o toma el camino de la indiferencia. Al margen de los temores que provoca su irrazonable proceder, el norteño tiene asegurado cintillos periodísticos casi a diario.

Y por estos días, “El Problema” Broner (33-3-1, 24 KOs) recibe un mayor número de comentarios en la prensa mundial y en las redes sociales, pues enfrentará al legendario filipino Manny “PacMan” Pacquiao, seguro Salón de la Fama, el 19 de enero, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas, donde el asiático expondrá la faja welter de la Asociación Mundial (AMB).

Al mismo tiempo, Broner enfrenta dos casos judiciales en diferentes ciudades (Atlanta y Cleveland) por conducta sexual inapropiada, según han reportado varios medios de Estados Unidos. Encima de ello, igualmente debe responder el 23 de enero ante una corte de la Florida por no comparecer ante un tribunal por violaciones de tráfico. Para garantizar su presencia, Broner tuvo que presentarse este domingo ante un magistrado del condado de Broward, en el sur de la península.

La situación es harto comprometedora para Broner que enfrenta cinco cargos separados y si lo encuentran culpable de todos, podría ir a la cárcel por nueve años. Fue arrestado en febrero del pasado año en Atlanta por presuntamente agredir sexualmente a una mujer en un centro comercial. La dama le dijo a la policía que Broner la tocó en contra de su voluntad.

Cuatro meses después, Broner volvió a la cárcel en Cleveland por supuestamente abalanzarse sobre otra mujer en un club nocturno y obligarla a besarlo. Los dos casos se consideran “felonías” (delitos graves), que incluyen imposición sexual grave y secuestro.

MANNY PACQUIO: EL OTRO GRAN PROBLEMA DE BRONER
El astro filipino “PacMan” Pacquiao es el otro gran problema de Broner. Con una trayectoria excepcional, que se resume en títulos mundiales en seis divisiones (mosca, súpergallo, súperpluma, ligera, súperwelter y welter), Pacquiao, de 40 años, tiene un seguro puesto en el Salón de la Fama del boxeo internacional, cuando cuelgue los guantes.

Reconocido como el Mejor Boxeador de la década en 2010, Pacquiao asegura encontrarse en excelentes condiciones físicas y mentales – sin dudas no lo estaba en su dudoso revés ante el australiano Jeff Horn en julio de 2017, cuando perdió por fallo unánime el cinturón welter de la Organización Mundial (OMB), en la ciudad australiana de Brisbane-.

“No estoy haciendo una predicción, pero mi objetivo es noquear a Broner”, afirmó Pacquiao al referirse a su venidero compromiso. “Voy a buscar el nocaut ante Broner. Había olvidado lo divertido que es ganar por nocaut hasta que lo hice ante Lucas Matthysse el verano pasado”.

Añadió el senador tagalo que no se trata de nada personal contra Broner, sino algo estrictamente comercial, como mismo hace su oponente, que “sabe venderse y cómo vender una pelea”.

Pacquiao, quien efectuará su septuagésima pelea profesional, mostró el mismo respeto de siempre por sus rivales: “es un peleador de alto nivel y se encuentra entre los mejores del momento. Por su rapidez y desplazamientos, tendré que dar lo mejor de mí para derrotarlo”.

El zurdo tagalo viene de anestesiar en el séptimo episodio al argentine Lucas “La Máquina” Mathysse, el 17 de julio, en Kuala Lumpur, Malasia, donde disputaron el cetro de la AMB en poder del sudamericano. El derrotado besó la lona en el 3ro, el 5to y el 7mo.

Fue un acontecimiento novedoso en la reciente trayectoria de Pacquiao, que no ganaba por la vía rápida desde noviembre de 2009, cuando aplicó el cloroformo en el duodecimo round al puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto, en la misma instalación de la Ciudad del Pecado, donde el asiático chocará con Broner.

BRONER EMPATE Y REVÉS EN SUS MAS RECIENTES COMBATES
Broner, 11 años más joven que Pacquiao, viene de un empate ante el estadounidense Jessie “El Orgullo de Las Vegas” Vargas, el 21 de abril, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York. Dos jueces dieron empate a 114, en tanto favoreció a Broner 115-113. El duelo estuvo pactado en la categoría welter.

En el pleito anterior al de Vargas, Broner sucumbió por unanimidad ante su invicto coterráneo Miguel Angel “Mikey” Garcia, el 29 de julio, de 2017, en la misma sede en la que rivalizó con Vargas. En esa oportunidad ambos lucharon por la faja vacante Diamante del Consejo Mundial (CMB), en las 140 libras.

Campeón mundial en cuatro divisiones (130, 135, 140 y 147 libras), Broner mostró su acostumbrada irreverencia por sus oponentes, al referirse a Pacquiao: “Ya lo noquearon (el mexicano Juan Manuel Márquez en el sexto asalto, diciembre de 2012) y es sabido que se le puede poner a dormir”, dijo el peleador norteño. “Y yo tengo las herramientas para hacerlo”.

No obstante, los preparadores de Pacquiao aseguran que ha hecho un exquisito campo de entrenamiento y que su fortaleza física se encuentra en un elevadísimo nivel. “Cuando golpea los guantes, suena como una explosion. Nunca sentí un poder tan crudo”, afirmó Buyboy Fernández, ascendido a entrenador-jefe para la pelea contra Matthysse y que todavía permanece con esa responsabilidad.
Justin Fortune, entrenador de fuerza y acondicionamiento físico, también ha resaltado las condiciones del asiático: “Corre como un ciervo y nadie puede seguirle el ritmo. El secreto de su éxito es su ética de trabajo y resistencia. Tiene la base más sólida de cualquier boxeador con el que he trabajado. Sus piernas y pantorrillas todavía generan más poder y velocidad que púgiles más jóvenes.
Si todo eso es cierto, como aseguran los responsables de la preparación de Pacquiao, el estadounidense Adrien Broner tiene un enorme problema. ¿Podrá salir airoso dentro y fuera del ring?

Facebook Comments