Jorge Linares afirma que Lomachenko es uno de sus objetivos Por J.J. Álvarez

A pesar del fracaso ante el ucraniano Vasyl Lomachenko en mayo del pasado año, el venezolano Jorge Linares mantiene a su verdugo en el radar inmediato, aunque la otra prioridad a corto plazo es conquistar un título mundial en la división súperligera.

Considerado el mejor libra por libra en la actualidad, “Hi-Tech” Lomachenko (12-1-0, 9 KOs) noqueó en el décimo asalto al “Niño de Oro” Linares (45-4-0, 28 KOs), en duelo efectuado el 12 de mayo, en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York, que tuvo como incentivo adicional la faja ligera (135 libras) de la Asociación Mundial (AMB), que el sudamericano exponía por cuarta ocasion.

El revés detuvo una racha de 13 victorias consecutivas de Linares, quien no conocía el amargo sabor de la derrota desde marzo de 2012, cuando Sergio “Yeyo” Thompson, también lo puso a dormIr en el segundo episodio, en Cancún. Seis meses antes, Antonio DeMarco, igualmente aplicó el cloroformo a Linares, pero en la undécima vuelta, en el Staples Center, de Los Angeles, California, donde ambos buscaban la corona ligera del Consejo Mundial (CMB).

PABLO CESAR CANO: EL PROXIMO RIVAL
Antes de concretar algunos de sus objetivos, Linares debe enfrentarse al mexicano Pablo César “El Demoledor” Cano, el 18 de enero, en el teatro Hulu del Madison Square Garden, en pleito de respaldo al que efectuarán el monarca mediano de la Organización Mundial (OMB) Demetrius “Boo Boo” Andrade (26-0-0, 16 KOs) y el también zurdo ruso Artur “El Glotón” Akavov (19-2-0, 8 KOs).

Monarca en tres divisiones (pluma, súperpluma y ligero), Linares anestesió en el tercer round al puertorriqueño Abner “Pin” Cotto, el 29 de septiembre, en el Fantasy Spring Casino, de Indio, California, donde el venezolano hizo su primer contacto con la categoría súperligera (140 libras). Dos caídas le propinó Linares a Cotto, una en el segundo por fuerte cruzado de derecha y la otra en el fatídico tercer episodio por un golpe similar. Tras el conteo, el boricua se levantó y quizo seguir combatiendo como buen guerrero, pero la esquina lanzó la toalla en señal de rendición.

“Estoy donde quería”, dijo Linares momentos después del triunfo frente a Cotto. “He tomado la decisión de subir a 140 libras, aunque no descarto enfrentar a Mikey García o José Ramírez, o quizás la revancha frente a Lomachenko, pero depende de él que nos enfrentemos nuevamente”.

Linares añadió que sus representantes iniciarán conversaciones con los de Lomachenko para analizar todos los detalles en busca de un acuerdo provechoso para ambos, que permita concretar el duelo en los primeros meses de este 2019.

“Ahora mismo me siento en la mejor forma de mi carrera y creo que puedo seguir peleando por tres o cuatro años más”, precisó Linares. “No me veo peleando después de 2022, pero nunca se sabe. De cualquier forma, estoy convencido que mis mejores combates están por llegar. Puedo asegurar que todavía no han visto lo mejor de Jorge Linares”-

Cano, de 29 años, cuatro menos que Linares, viene de doblegar por decisión técnica en cinco asaltos al kazajo Ruslan Madiev, el 13 de septiembre en el Hard Rock Hotel y Casino, de Las Vegas, donde disputaron el cinturón vacante Internacional de Plata del Consejo Mundial (CMB) en las 140 libras. Un choque accidental de cabezas provocó una enorme herida en el rostro de Cano, que a criterio del galeno de turno, le impedía continuar en la refriega. Los tres jueces tenían votación de 49-46 favorable al azteca, por lo que se le acreditó la victoria por “technical decisión” después de observar ese momento en un video, pues el árbitro Russell Mora había decretado ganador a Madiev, al estimar que la herida ocurrió por un golpe.

Antes de esa reyerta, Cano sufrió par de reveses consecutivos ante el zurdo estadounidense Fidel Maldonado Jr. (decisión dividida), en mayo, y cuatro meses más tarde por nocaut en el segundo asalto versus el argentino Marcelino “Niño” López, en la discusion de la corona vacante súperligera del Consejo Mundial (CMB), correspondiente a la Federación de Boxeo del Caribe (FECARBOX).

“Estoy listo y convencido que puedo derrotar a Linares y entonces buscar un título en esta división de 140 libras”, afirmó Cano en declaraciones a ESPN. “Conozco que es un rival muy difícil y con gran experiencia, por lo que sera un gran triunfo en mi carrera”.

Facebook Comments