Cecilia Braekhus abre la puerta para enfrentar a Claressa Shields -Para los seguidores del boxeo la respuesta es obvia, e incluso algunos pensarán que lo que se sabe resulta innecesario preguntarlo. No obstante, me arriesgo a lanzar la interrogante: ¿Les gustaría presenciar un duelo entre la colombo-noruega Cecilia Braekhus, mejor libra por libra del mundo en el grupo femenil, y la prometedora estadounidense Claressa Shields, ambas monarcas mundiales?

Pero el apetitoso combate tiene algunos obstáculos que en principio deben resolverse para que ambas guerreras se vean sobre el encordado, entre ellos la diferencia de peso y pleitos previos, que deben concluir en victoria, como únicas vías para la materialización del encuentro.

BRAEKHUS VS ALEKSANDRA MAGDZIAK
Monarca welter de cinco organizaciones (Asociación Mundial, Consejo Mundial, Organización Mundial, Federación Internacional y Organización Internacional), “La Primera Dama” Braekhus (34-0-0, 9 KOs) expondrá sus títulos ante la polaca-estadounidense Aleksandra “Ola” Magdziak (18-4-3, 1 KOs), el 8 de diciembre, en el StubHub Center, de Carson, California, como parte de una velada que inicialmente tenía programado en el combate estelar al ex múltiple campeón del orbe nicaragüense Román “Chocolatito” González frente al mexicano Pedro “Pedrín Guevara, pero que fue necesario suspender por una lesión del centroamericano en la rodilla durante una sesión de entrenamiento en Indio, California.

Braekhus, de 37 años, ostenta los cuatro cinturones más importantes del mundo (AMB-OMB-CMB y FIB) desde septiembre de 2014, cuando se impuso unánime a la croata Ivana Habazin, en Copenhague, capital de Dinamarca. En ese entonces, la colombo-noruega arrebató a Habazin la faja de la FIB, con lo cual se convirtió en la primera mujer en la historia en poseer los cuatro títulos de mayor relevancia.

Para Braekhus el pleito ante Magdziak será el segundo que efectúe en territorio estadounidense. El anterior, también en el StubHub Center, concluyó en triunfo unánime versus la estadounidense Kali Reiss, quien derribó a la campeona en el séptimo, pero no pudo evitar que los tres jueces otorgaran el voto favorable a Braekhus, dominante a lo largo de los 10 asaltos, el 5 de mayo.

ABRE LAS PUERTAS A UN DUELO ANTE CLARESSA SHIELDS
Aunque no mencionó por su nombre a la estadounidense Claressa Shields, “La Primera Dama” Braekhus declaró recientemente que está a dispuesta a enfrentar a otras monarcas en las categorías de súperligero (140) o súperwelter (154), debido a que lo ha conquistado todo en la división welter y también con el propósito de añadir nuevos reconocimientos a su trayectoria.

“Después del 8 de diciembre vamos a ver qué viene, (pues) espero seguir haciendo cosas importantes en el boxeo, pelear con otras campeonas, enfrentarme a lo mejor para incrementar mi legado”, dijo Braekhus a la cadena ESPN. “Me interesa seguir promoviendo el boxeo femenil y quizás subir o bajar de división, siempre y cuando sea en beneficio del boxeo y de mi legado”.

CLARESSA SHIELDS LANZ0 EL RETO
Las palabras de Braekhus se interpretaron como una respuesta al reto lanzado unos días antes por la estadounidense Claressa “T-Rex” Shields (7-0-0, 2 KOs), dueña de las fajas de las 160 libras, de la Asociación Mundial (AMB), la Federación Internacional (FIB) y el Consejo Mundial (CMB), esta última al doblegar unánime a la escocesa Hannak Rankin, el 17 de noviembre, en la Kansas Star Arena, de Mulvane, donde las tres boletas de 100-90 no dejaron margen a dudas de la superioridad de la norteña, también doble campeona olímpica en Beijing-2008 y Londres-2012. El palmarés de Shields, de 23 años y oriunda de Flint, Michigan, incluye par de coronas en las 168 libras (CMB y FIB), además de las tres de las 160 libras.

Después de su inobjetable éxito ante Rankin, la norteña Shields expresó que podría subir a 168 libras para retar a su coterránea Alicia Napoleón, dueña del cetro de la Asociación Mundial (AMB), aunque igualmente podría descender a las 154. Coincidentemente, la “Emperatriz” Napoléon se apropió del título al doblegar a Hermans, el 3 de marzo, que será la adversaria de Shields, precisamente en la cartelera de Braekhus-Magdziak, lo que incrementa el morbo por un enfrentamiento entre la “Primera Dama” y la llamada “T-Rex”, si ambas salen con el brazo en alto, como estima la gran mayoría.

“Creo que puedo bajar hasta 154 libras y lo haría por pelear por el puesto de mejor libra por libra”, afirmó Shields. “No quiero ir a las 147 libras. Ya que solo podría ganar la pelea y sería difícil que pudiera mantener los cinturones. Ella (Braekhus) puede quedarse con los títulos (welter), pero yo sería la número uno del mundo y ella la segunda. Podemos reunirnos en 154 libras si ella lo acepta. Eso sería una pelea fantástica”.

Shields precisó que ninguna de las boxeadoras de las 168 libras quiere enfrentarla. Ni siquiera Alicia Napoleón con la que sus representantes han tenido varias conversaciones. Dijo que otras señalan que ella es demasiado alta o exponen diferentes excusas como que la ganancias resultan insuficientes.

Sin dudas, un combate entre Shields y Braekhus sería muy atractivo para las televisoras, y le ofrecería una buena bolsa a ambas, pero no luce realista que la colombo-noruega abandone su zona de confort (las 147 libras) para lanzarse a una zona minada ante Shields, 14 años más joven y en plena efervescencia boxística. De cualquier forma, vale ser optimista: el dinero mueve montañas.

Facebook Comments