Jarrett Hurd y Jermell Charlo tendrán que esperar a 2019 -Existe animadversión mutua. Y también interés recíproco por unificar títulos. Porque de un lado Jarrett Hurd quiere conquistar la corona del mundo que posee el gemelo Jermell Charlo, quien igualmente desea apropiarse de los dos cinturones del orbe de su rival, además que uno y otro añora definir quién es el mejor púgil de las 154 libras.

Los desafíos verbales de “El Rápido” Hurd (22-0-0, 15 KOs), súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y de la Federación Internacional (FIB), han encontrado respuesta de “El Hombre de Acero” Charlo (31-0-0, 15 KOs), monarca del Consejo Mundial (CMB), aunque en ocasiones los retos comienzan a la inversa, siempre uno y otro añorando cruzar guantes, en duelo que los fanáticos claman con ansiedad, por la inmaculada trayectoria de ambos.

Pero el duelo entre los estadounidenses Hurd y Charlo tendrá que esperar a 2019, pues cada uno tiene pleitos inmediatos que zanjar, para que puedan enfrentarse y resolver su ya largo encono, en los primeros meses del venidero año.

JARRETT HURD VS JASON WELBORN
Hurd, de 28 años, se las verá contra el británico Jason Welborn (24-6-0, 7 KOs), el 1 de diciembre, en el Staples Center, de Los Angeles, como parte de una cartelera que será transmitida por Showtime, bajo el cada vez más absoleto Pago por Evento, y que incluye otras prometedoras peleas, la más relevante entre el estadounidense Deontay “El Bombardero de Bronce” Wilder (40-0-0, 39 KOs) y el inglés Tyson “El Rey Gitano” Fury (27-0-0, 19 KOs), en la que el norteño expondrá por octava ocasión el cetro pesado del Consejo Mundial (CMB).

Los que hagan el desembolso podrán también observar otros dos pleitos de la categoría de los mastodontes entre el zurdo cubano Luis “King Kong” Ortíz (29-1-0, 25 KOs) y el estadounidense Travis “Mi momento” Kauffman (32-2-0, 23 KOs), así como el del británico Joe “El Gigante” Joyce (6-0-0, 6 KOs) y el local Joe “El Futuro” Hanks (23-2-0, 15 KOs).

En su combate anterior, Hurd derrotó por fallo dividido al zurdo cubano Erislandy Lara, el 7 de abril, en el hotel y casino Hard Rock, de Las Vegas, donde el ganador retuvo el título de la Federación Internacional (FIB) y arrebató al caribeño, residente en Houston, las fajas de la Asociación Mundial (AMB) y la menos reconocida de la Organización Internacional (OIB).

Una fuerte y precisa mano izquierda de Hurd que envió a la lona a “El Sueño Americano” Lara (25-3-2, 14 KOs) en el asalto del adiós, definió la victoria, pues Glenn Feldman y Dave Moretti dieron puntuaciones de 114-113, mientras Burt Clemens entregó su boleta por idéntico marcador, pero favorable a Lara. A partir de ese momento, Lara ha pedido insistentemente la revancha, pero Hurd continúa ajeno a esos reclamos con la vista en otros boxeadores.

De acuerdo con el propio Hurd, durante la exigente reyerta ante Lara sufrió una lesión en su hombro izquierdo, que lo obligó a someterse a una intervención quirúrgica. De ahí que haya elegido a Welborn, un peleador de bajo perfil que no figura en la elite, para recuperar la forma óptima en forma progresiva y enfrentar a Charlo, que es su principal objetivo en el futuro inmediato.

Fuentes cercanas a Charlo aseguran que es inminente el ascenso a las 160 libras, donde reina su hermano Jermall (campeón mediano del Consejo Mundial), ambos confirmados para una cartelera prevista el 22 de diciembre, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde Hurd asegura que estará en el público y subirá al ring si Jermell lo desafía ante la afición presente.

“Estaré en el Barclays Center y nos veremos cara a cara en el cuadrilátero si le gana a (Tony) Harrison y tiene el valor de retarme”, dijo Jermell hace pocas horas. “Sé que él está preocupado y se observa en su comportamiento, pero no dejaré las 154 libras hasta que hagamos ese combate. Definitivamente para mí la fecha es 2019”.

Hurd señaló que Harrison exhibe tres victorias, después de caer derrotado por nocaut en el noveno asalto ante él, el 25 de febrero del pasado año, en la Legacy Arena, de Birmingham, Alabama.

“El (Harrison) ahora es mi amigo y deseo que haga su trabajo y tenga una buena actuación frente a Jermell”, expresó Hurd al comentar sobre la pelea Charlo-Harrison. “Pero debo ser honesto y confesar que no quiero que Charlo pierda, porque en el fondo de mi corazón tengo el deseo de ser el primer hombre en derrotar a Jermell Charlo”.

Otro punto de referencia tienen Hurd y Charlo: su coterráneo Austin “No Dudas” Trout. Hurd lo derrotó por abandono en el décimo asalto, el 14 de octubre del pasado año, en el Barclays Center, mientras el mellizo obtuvo decisión mayoritaria, el 9 de junio de este año, en el Staples Center, de Los Angeles.

A pesar de el interés de ambos, todavía hay mucha tela por donde cortar, antes que el Hurd-Charlo se convierta en realidad… si es que ocurre.

Jarrett Hurd y Jermell Charlo tendrán que esperar a 2019

Facebook Comments