THREE PUNCH COMBO: Oficialmente es la temporada de elecciones y los candidatos para el Salón Internacional de la Fama del Boxeo en Canastota, Nueva York, están presentando sus últimos casos para la inducción y las boletas se entregarán a finales de octubre. Por mucho, el nombre más debatido entre los votantes y fanáticos para la inducción en la clase del Salón de la Fama de 2019 es Vinny Paz. Yo, por mi parte, apoyo firmemente su candidatura.

A estas alturas, ya todos sabemos su historia inspiradora. Regresó de las lesiones sufridas en un horrible accidente automovilístico en 1991 después de ganar su segundo título mundial para no solo vencer las probabilidades de pelear de nuevo, sino también tener un tremendo éxito dentro del cuadrilatero. Pero no es esa increíblemente valiente historia lo que lo lleva al Salón de la Fama. De hecho es su currículum.

Paz, quien legalmente cambió su nombre en 2001 de Vinny Pazienza, terminó con un récord de 50-10 en su carrera con 30 nocauts. Fue campeón del mundo de varias divisiones y derrotó a algunos de los mejores peleadores de su era. Paz posee victorias contra los ex campeones mundiales Harry Arroyo, Greg Haugen (dos veces), Gilbert Dele, Lloyd Honeyghan y miembro del Salón de la Fama Roberto Duran (dos veces).

Las credenciales de Paz para el Salón de la Fama son similares a las de Ray “Boom Boom” Mancini, quien ingresó al Salón en el 2015. De hecho, el currículum de Paz es en realidad más fuerte. Paz peleó y derrotó a más ex campeones mundiales que Mancini y enfrentó mucho mejor competencia a lo largo de su carrera.

Pero lo que hace que la comparación con Mancini sea aún más apropiada es el hecho de que tanto él como Paz eran peleadores que nadie se perdía en televisión durante su época. Paz fue uno de los peleadores más entretenidos en el boxeo. Y cuando peleó, la gente observaba, y no solo los fanáticos del boxeo; Paz era versátil. El boxeo es un deporte único en el sentido de habilidad y entretenimiento. Paz trajo ambos, lo que ciertamente cuenta para algo al considerar sus credenciales para el Salón de la Fama.

Hay un sentido de urgencia para llevar a Paz al Salón de la Fama en la clase del 2019. Puede ser su última oportunidad realista. Sólo tres peleadores en la categoría moderna son elegidos cada año. Por lo general, los peleadores recientes elegibles obtienen prioridad y se llevan la mayoría de estos espacios. Esto hace que sea más difícil para los remanentes, como Paz, ser elegidos.

Sin embargo, este año, los nuevos combatientes elegibles son bastante débiles en comparación con otros años anteriores. Así que hay una oportunidad para que un par de remanentes sean elegidos. Viendo al futuro, hay algunos nombres importantes que estarán en la boleta por primera vez. A menos que se cambie el proceso de votación, las clases futuras en la categoría moderna serán dominadas principalmente por aquellos primerizos. Es por esto que es imperativo que los votantes hagan lo correcto este año y elijan a Paz en la clase del Salón de la Fama del Boxeo Internacional de 2019.

No cuente con que Canelo-Jacobs suceda en el corto plazo

El sábado pasado, Daniel Jacobs (35-2, 19 KO’s) ganó una decisión dividida contra Sergiy Derevyanchenko (12-1, 10 KO’s) para ganar el título vacante de peso medio de la FIB. Después de la victoria, la conversación se convirtió inmediatamente en una gran pelea con el jefe de peso mediano Saúl “Canelo” Álvarez. Y aunque tal pelea parece fácil de hacer debido a los promotores con los que están alineados, no espere que ocurra en el futuro cercano.

Canelo acaba de firmar un contrato de 5 años, 11 peleas, que supuestamente tiene un valor de $ 365 millones con el servicio de transmisión DAZN. Tiene sentido que con una garantía tan grande, que DAZN tome las cosas un poco lento con Canelo. ¿Por qué arriesgarlo a perder de inmediato con tanto dinero invertido en él?

La primera pelea de Canelo bajo este nuevo acuerdo con DAZN es contra Rocky Fielding en la división de 168 libras. Fielding fue eliminado en la primera ronda en su única derrota. El término oponente “seguro” parece muy apropiado.

Aunque la competencia que se irá enfrentando a Canelo sin duda mejorará en el 2019 bajo la bandera de DAZN, probablemente aún se enfrentará a oponentes contra los que se vería sustancialmente favorecido. Un nombre probable en el 2019 para Canelo es David Lemieux y dado el pacto de Golden Boy con DAZN, esta pelea debería ser fácil de armar. Esperaría esta pelea en mayo del 2019. Dada la historia de cuando pelea, una reaparición en septiembre parecería probable, pero no creo que el oponente sea uno de los que presenten una tonelada de riesgo. Suponiendo que todo vaya según lo planeado, lo más temprano que esperaría que sucediera con Canelo-Jacobs sería en mayo de 2020.

Pelea bajo el radar

El próximo sábado, la mayor parte del mundo del boxeo se fijará en ESPN + para la pelea por el título de 130 libras entre Miguel Berchelt (34-1, 30 KO’s) y Miguel Roman (60-12, 47 KO’s), un potencial candidato para la Pelea del Año. Pero esta no es la única pelea intrigante que se transmite esa noche, así que enciende esos dispositivos ya que hay una pelea de peso semipesado que también debería proporcionar algunos fuegos artificiales.

Facebook Watch presentará la pelea entre Sullivan Barrera (21-2, 14 KO’s) y Sean Monaghan (29-1, 17 KO’s). Como el peso semipesado está tan lleno en este momento, esta es una pelea obligatoria para ambos, ya que una victoria los pondria de nuevo en la fila para una pelea importante.

Barrera es una ex estrella amateur cubana y boxeador-golpeador por naturaleza. Es mucho más ágil dentro del ring que Monaghan y buscará usar el movimiento para mantener a Monaghan fuera de balance y configurar ángulos para descargar combinaciones. Barrera tiene las manos más rápidas y es el golpeador mucho más afilado. Sin embargo, una de las debilidades de Barrera es que tiende a posar demasiado después de descargar golpes que pueden darle a Monaghan algunas oportunidades.

Monaghan solo sabe una forma de pelear y es siendo el agresor. Él buscará aplicar una presión constante y buscar oportunidades para contrarrestar. La defensa nunca ha sido un palo fuerte para él, pero tiene la mano dura y es el golpeador más grande de los dos. Las posibilidades de Monaghan se reducen a un gran disparo de contraataque o la esperanza de que su fuerte presión desgaste a Barrera.

Me gusta mucho esta pelea y encontraré la forma de verla en otro dispositivo mío incluso si se ejecuta simultáneamente a Berchelt-Roman. El contraste de estilos y fallas defensivas de Barrera y Monaghan debería ser una pelea entretenida. También ha habido algo de hostilidad grave entre los dos a lo largo de los años en las redes sociales. Agreguemos también el hecho de que esto es una necesidad absoluta de ganar para ambos y esto es lo que hace a una posible guerra. De hecho, no me sorprendería en absoluto que Barrera-Monaghan traiga más acción que Berchelt-Roman.

*Traducido para Matt Andrzejewski en tss.ib.tv

Facebook Comments