El Povetkin-Stiverne irá a negociaciones

Gran revuelo mediático levantó en marzo la noticia de que el ruso Alexander Povetkin había dado positivo a meldonium, por lo que tendría una triple repercusión negativa: no podría disputar el cetro pesado al estadounidense Deontay Wilder, enfrentaría una sanción temporal y también sería eliminado de la cima en la clasificación en la categoría superior a 200 libras.

Pero en un giro de 360 grados, que despierta enormes suspicacias, ahora el Consejo Mundial (CMB) anunció que Povetkin y el haitiano Bermane Stiverne, segundo del ranking, disponen de un período de negociaciones libres para un pleito bilateral que otorgará al ganador el cinturón interino de la organización, además de la obligación de chocar contra el monarca regular Wilder.

Si los representantes de los dos grupos no se ponen de acuerdo, entonces el CMB ordenará una subasta pública el 16 de septiembre, que decidirá la compañía promotora responsabilizada con el combate.

Para llegar a este punto, fue preciso que se desestimara el antidoping de Povetkin, basado en las investigaciones realizadas por la Agencia Mundial Antidoping (WADA), la cual expuso que no era posible asegurar si la engesta del producto ocurrió antes o después del 1 de enero de este año, cuando se incluyó en meldonium en la lista de sustancias prohibidas.

“Un combate por el título Interino de peso completo ha sido ordenado entre los dos contendientes más altos disponibles, Alexander Povetkin (1) y Bermane Stiverne (2)”, expresó en un comunicado el CMB. “El período de libres negociaciones comienza hoy (17 agosto) y en caso de que no haya un acuerdo, se realizará una subasta el viernes 16 de septiembre”.

La nota señala que la bolsa se dividirá en 50% para cada peleador y será obligatorio que ambos boxeadores sean parte del Programa de Boxeo Limpio con pruebas aleatorias aplicadas por la agencia VADA (Sistema Antidopaje Voluntario), así como el 10% de la bolsa que se llevará el ganador del combate.

Igualmente, Povetkin, de 36 años, será sometido a un régimen especial de exámenes antidopaje para dar seguimiento a su caso, y en caso de fallar, entonces se le suspenderá indefinidamente mientras enfrenta las sanciones pertinentes por parte del programa de Boxeo Limpio que implantó Mauricio Sulaimán, presidente del CMB.

“Basado en la información científica y médica que recibió el CMB durante la investigación, no es posible asegurar que Povetkin ingirió meldonium después del 1 de enero de 2016”, precisó el comunicado del CMB.

Después que se canceló el pleito entre Povetkin y Wilder, el monarca firmó contrato con el estadounidense Chris Arreola, a quien noqueó en el octavo asalto, el 16 de julio, en la Legacy Arena, de Birmigham, Alabama.

Pero durante el combate, el invicto “Bombardero de Bronce” Wilder (37-0-0, 36 KOs) sufrió varias lesiones en su puño derecho, que requirieron una cirugía múltiple y le impedirá regresar al cuadrilátero hasta inicios del próximo año.

“Soy un deportista de la elite y siempre he sabido que mi cuerpo se recupera con rapidez”, dijo Wilder al referirse al combate del ganador entre Povetkin y Stiverne. “Y eso lo ha confirmado el doctor (que lo atiende en su recuperación). Mi objetivo es unificar los títulos de la categoría y no necesito proceso de preparación previa. Regresaré cuando mi brazo esté listo y nada ni nadie me detendrá para conseguir mi objetivo”.

Campeón de los Juegos Olímpicos de Atenas-2004, Povetkin (30-1-0, 22 KOs) suma cuatro triunfos en línea por la vía del sueño frente a Mariusz Wach, Mike Pérez, Carlos Takam y Manuel Charr, después de sucumbir ante el menor de los Klitschko, en octubre de 2013, en Moscú, la capital rusa.

En la actualidad con 37 años, Stiverne (25-2-1, 21 KOs)se impuso por unanimidad al estadounidense Derric “El León” Rossy, el 14 de noviembre del pasado año, en el hotel y casino Hard Rock, de Las Vegas, donde el haitiano besó la lona en el primer asalto, pero después sumó puntos suficientes para recibir el favor de los tres jueces.

Diez meses antes, “B-WARE” Stiverne perdió por fallo unánime el cetro mundial del CMB a manos de Wilder, el 17 de enero de 2015, en la sala Grand, del lujoso hotel y casino MGM, también de Las Vegas, donde ahora reside.

Facebook Comments