bernardHopkinsArturBeterbiev k04082015 88414Aunque la información no ha sido confirmada por uno de los involucrados, debido a su relevancia se convierte en noticia: el legendario Bernard Hopkins debe enfrentar al invicto ruso Artur Beterbiev, según ordenó la Federación Internacional (FIB).

De acuerdo con Yvon Michel, promotor de Beterbiev, segundo en la clasificación, y Hopkins, tercero, tienen hasta el 6 de agosto para aceptar el enfrentamiento eliminatorio o de lo contrario se incluiría a otros púgiles en la lista como el sueco Erik Skoglund (4to) o el malawí radicado en Suráfrica Isaac Chilemba (5to).

“El Extraterrestre” Hopkins (55-7-2, 32 KOs) no se ha pronunciado públicamente a la decisión de la FIB, pero semanas atrás dijo que en poco tiempo le diría adiós al boxeo activo, aunque expresó que mantendría vínculo con otras facetas de la disciplina.

“Estoy oficialmente retirado, pero tengo en planes hacer muy pronto el anuncio oficial”, dijo Hopkins en entrevista con ESPNDeportes. “Creo que en las próximas semanas”.

Ahora con 50 años y campeón en tres divisiones distintas –mediano, súper mediano y semipesado-, Hopkins en su último combate perdió por unanimidad en 12 asaltos con el ruso Sergey Kovalev, en un choque de unificación, el 8 de noviembre en Atlantic City, Nueva Jersey, donde el ganador puso fin a una racha de 14 anestesiados en forma consecutiva.

“He estado hablando del retiro desde hace 20 años atrás. Pero la definición de retiro para mí es dejar de hacer todo y es algo que no haré”, añadió Hopkins. Cuando tenía 45 años pensé en romper el récord de George Foreman y así lo hice. Me sirvió de motivación. Probé en ese momento y luego que soy diferente”.

El legendario púgil estadounidense precisó que disfruta mucho su labor como comentarista de boxeo en la cadena Home Box Office (HBO) y que “no soy una persona de sentarme frente a la playa a ver pasar los días en mi retiro. Eso no es una mala idea para dos semanas, pero no es algo para toda la vida para mí”.

Nacido el 15 de enero de 1965, Hopkins se convirtió en el boxeador de mayor edad en conquistar una corona mundial, al imponerse unánime al canadiense Jean Pascal, el 21 de mayo de 2011, en el Bell Centre, de Montreal, Canadá. Entonces tenía 46 años, cuatro meses y seis días de nacido.

Dos años después volvió a inscribir su nombre en los libros de hazañas, cuando doblegó al estadounidense Tavoris “El Trueno” Cloud, el 9 de marzo de 2013, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York.

Y siete meses más tarde rompió su propio récord, con la victoria unánime frente al alemán Karo Murat, el 26 de octubre en el Boardwalk Hall, de Atlantic City, Nueva Jersey, donde se presentó con 48 años, 9 meses y 11 días de nacido.

El récord anterior estaba en poder de George “El Grande” Foreman, quien se alzó con los cetros pesados de la Federación Internacional (FIB) y de la Asociación Mundial (AMB) frente a Michael Moore, el 5 de noviembre de 1994 en Las Vegas, Nevada. Ese día Foreman tenía 45 años, 9 meses y 25 días desde que llegó a este mundo.

¿Peleará nuevamente Bernard Hopkins? ¿O por el contrario continuará su rol como ejecutivo de la empresa Golden Boy Promotions, que simultanea con comentarios de peleas por televisión?

Y aunque Hopkins asegura que todavía asiste a diario al gimnasio, parece poco probable que acepte la orden de la FIB de enfrentar a Beterbiev, un peleador 20 años más joven y con solo nueve pleitos en las filas rentadas, todos concluidos antes del límite.

A Hopkins, seguro Salón de la Fama en un futuro cercano, no le queda nada por demostrar sobre el cuadrilátero. Volver a pelear sería arriesgarse en una decisión sin sentido.

Comenta sobre este articulo

Facebook Comments