kovalevmohammadi k23072015 e5869Las Vegas.-El ruso Sergey Kovalev, uno de los púgiles más espectaculares del presente, expondrá sus tres coronas de la división súpermediana frente al francés Nadjib Mohammedi, el 25 de julio en el hotel y casino Mandalay, de Las Vegas.

Todo indica que salvo un imponderable, el galo Mohammedi (37-3-0, 23 KOs) se convertirá en la vigésimoquinta víctima y la decimoquinta antes del límite, en los últimos 17 combates del llamado “Triturador” Kovalev (27-0-1, 24 KOs).

Nacido en Kopeysk, Rusia, pero desde hace años asentado junto a su familia en Fort Lauderdale, Florida, Kovalev, de 32 años, anestesió en el octavo asalto al haitiano-canadiense Jean Pascal, el pasado 14 de marzo, en el Bell Centre, de Montreal, Canadá, donde miles de espectadores observaron la potencia de los puños del visitante.

Con ese triunfo, Kovalev retuvo los títulos de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), la Organización Mundial (OMB) y de la Federación Internacional (FIB), correspondientes a la división semipesada (175 libras), que ahora expondrá ante Mohammedi.

“Estoy convencido será un combate interesante”, dijo Kovalev, quien aseguró que Nadjib es buen boxeador y tiene como motivación conquistar los títulos en su poder. “Y no diré que voy a ganar porque son especulaciones de habladores de basura. Solo intentaré demostrar de lo que puedo (hacer) dentro del cuadrilátero”.

Desde diciembre de 2010, que venció por unanimidad en seis asaltos a Karen Avetisyan, solo un adversario ha podido llegar al límite de los rounds programados y fue el extraordinario Bernard Hopkins, el 8 de noviembre del pasado año.

Pero aunque no se impuso por la vía del cloroformo, sino por el voto unánime de los oficiales, Kovalev ofreció una brillante demostración ante el “El Alien” Hopkins en Atlantic City, Nueva Jersey, donde arrebató al veterano de mil batallas el cetro de la Federación Internacional (FIB).

La gran mayoría de expertos estimaba que si “El Triturador” Kovalev no se imponía por la endemoniada fuerza de los puños, le sería casi imposible aspirar a la victoria. Pero el peleador ruso ofreció una clase magistral de paciencia para evitar los agarres y tretas de Hopkins e ir colocando sus impactos con precisión.

Un potente golpe envió a la lona a Hopkins en el primer asalto, pero Kovalev no se precipitó para forzar el resultado y acabar por la vía del sueño. Continuó su exquisita labor y se llevó votación unánime ante un boxeador que dos meses más tarde cumplió 50 años, pero difícil de vencer por su experiencia y estilo poco ortodoxo.

El francés Mohammedi acumula 13 victorias consecutivas, 11 por la vía del cloroformo y dos por unanimidad, desde que fue anestesiado en el segundo asalto por el ruso Dmitry Sukhotsky, el 8 de octubre de 2011, en San Petersburgo, Rusia, donde disputaro el cetro Intercontinental de la Organización Mundial (OMB).

Cuando un periodista le comentó a Mohammedi que muchos especialistas vaticinan un triunfo por nocaut de su oponente, el galo respondió: “Respeto a Sergey Kovalev, pero no vengo aquí por una broma o para ser una víctima más. Quiero ser campeón del mundo y aunque sé que es una pelea muy difícil para mí, también lo es para él”.

El estadounidense Vince Caruso, manejador de la carrera de Mohammedi, señaló que su púgil está debajo ampliamente en las apuestas, pero ha demostrado ser un luchador ante la vida.

“Este hombre (Mohammedi) ha trabajado duro para llegar hasta aquí”, expresó Caruso. “Tiene muchas ganas y pensamos que va a ganar esta pelea porque su corazón es muy grande”.

Comenta sobre este articulo

Facebook Comments