Kerman Lejarraga y Roche vencen ante 9.000 personas -Javier García Roche, por KO técnico, obtuvo el Campeonato de España Superwelter ante un Chato Benítez que peleó 8 asaltos con la muñeca rota. Por su parte, el Revólver de Morga detuvo a Karkashadze en cuatro.

Javier García Roche hizo historia al proclamarse campeón de España Superwelter en la pelea estelar del Masters Series MMA que reunió en Barakaldo a 9.000 personas. Una velada que combinó diferentes artes marciales como el Kick Boxing, la lucha libre, y donde el boxeo volvió a ser la disciplina reinante con cuatro combates de altura para poner broche al evento más espectacular del año.

El adiós del Rey

El catalán, que anunció antes del combate que esta era su despedida, hizo vibrar a los presentes en un agitado combate frente al campeón marbellí Antonio ‘el chato’ Benítez. El de Málaga, que arrancó dominador, negaba con la cabeza desde la esquina dirigida por Txutxi del Valle a finales del segundo round. Todo parecía indicar que tenía la muñeca rota. Benítez, heroico en sus acciones y apuntándose la mitad de los rounds haciendo uso exclusivo de su mano izquierda llegó al décimo y último round con todo en el aire.

Roche enloqueció a todo el Bilbao Exhibition Centre. “¡El último asalto de tu vida!,” gritaban desde la esquina. El catalán salió a comerse al Chato y con una combinación letal mandó a la lona a un Benítez que cayó desplomado y que abandonó el cuadrilátero en camilla. Por el momento sigue en coma en el hospital de Cruces pero los médicos aseguran que su vida no corre peligro.

El Rey del KO

El otro gran triunfador de la noche no fue otro que el pegador morgatarra Kerman Lejarraga. El Revólver, el más aclamado de la noche, salió con intensidad lanzando golpes de poder desde el primer sonido de la campana. El georgiano Koba Karkashadze no se amedrantó, hizo fallar a Kerman con buenas fintas y lo contragolpeó en varios momentos demostrando lo buen peleador que es.

No obstante, él Revólver siguió percutiendo con esos puños que llevan pólvora y en el cuarto round se apuntó su KO número catorce. Un volado de izquierda a las costillas revivieron viejas heridas de guerra del experimentado Karkashadze que hincó la rodilla. Lejarraga esperaba impaciente desde la otra esquina del ring pero el georgiano nunca se levantó. Una victoria más para el boxeador vasco -ya son 18- y tiene hambre de títulos.

Antes del límite

Los combates previos a las dos grandes peleas de la noche transcurrieron de manera fulgurante en su mayoría. César Córdoba apenas le duró dos asaltos al letón Ricards Bolotniks que fue muy superior al barcelonés. Isaac Chaca Real noqueó en el quinto a un valiente Santos Medrano que fue todo corazón pero le faltó técnica para hacer sufrir al de Hospitalet. Por su parte Sandor Martin, fiel a su estilo, derrotó a los puntos a Valentyn Golovko en el único combate profesional en que tuvieron protagonismo las tarjetas de los jueces. El combate, que transcurrió con ligeros silbidos por parte del público, fue un trámite para Sandor Martin, Golovko en ningún momento pudo poner en aprietos al doble campeón del mundo Junior.

Nota de Prensa por: MGZ Promociones

Facebook Comments