A diferencia de los atletas en deportes como el béisbol y el fútbol, ​​los boxeadores profesionales no tienen una red de seguridad financiera para la jubilación. De hecho, solo un estado, California, ha considerado oportuno abordar este problema. En 1980, la legislatura estatal aprobó un fondo de pensiones para los boxeadores. El arquitecto de The California Plan fue Robert Fellmeth, un distinguido profesor de derecho que luego presidió la Comisión Atlética del Estado de California.

La misión principal del CSAC es proteger la salud y seguridad de los boxeadores, kickboxers y atletas de artes marciales mixtas amateur y profesionales. Originalmente una agencia autónoma, ahora es una agencia dentro del Departamento de Asuntos del Consumidor del estado. Cuando se realizó este cambio siguiendo la recomendación de un Comité Conjunto el 12 de abril del 2005, muchos pensaron que era desafortunado ya que gran parte de la gobernabilidad pasó a manos de trabajadores gubernamentales en lugar de boxeadores, fanáticos y activistas de boxeo. Al parecer, los miembros de la Comisión estaban dormidos, aunque había habido muchas advertencias.

“Esto quita nuestra voz y nuestro conocimiento”: Alex Ramos, fundador de la Fundación de Boxeadores Jubilados

Lo escencial

El Plan de Pensiones de los Boxeadores Profesionales, que se establece en el Código de Negocios y Profesiones de California (“Código”) y en el Título 4 del Código de Reglamentos de California, sección 400 a la 416 (“Regulaciones”), se revisó en 1996 solo para los promotores responsables de contribuir al fondo a través de una evaluación de cada boleto vendido y de poner a disposición de los boxeadores los beneficios de jubilación anticipada de capacitación laboral. Para calificar, un boxeador debe tener al menos 50 años de edad, haber peleado al menos 10 rondas profesionales al año en California durante cuatro años sin más de tres años de descanso, y tener un mínimo de 75 rondas profesionales programadas en California sin una pausa de tres años o más.

Hay mucho, mucho más, pero lo que antecede resume bastante bien la plataforma en lo que se basa el Plan.

Mala administración

Desafortunadamente, una auditoría del 2012 reveló que el Fondo de Pensiones y otros fondos a disposición de la comisión fueron mal administrados. La auditoría, solicitada por el asambleísta Luis A. Alejo, reveló que la agencia estaba casi en bancarrota. Entre los hallazgos expuestos en un “mordaz” informe de 80 páginas se encontró que la comisión no realizó ningún pago de pensión a los boxeadores elegibles ni a sus beneficiarios para los años fiscales del 2002-03 hsta el 2008-09.

“Eso está mal, … básicamente están absorbiendo todo el dinero que se va a utilizar para los boxeadores. Han malgastado ese dinero. Es ridículo“. Asambleísta del estado de California Brian Nestande.

https://www.desertsun.com/story/sports/boxing/2014/05/26/athletic-commission-boxers-fund-mismanagement/9588039/

Esto no prueba que el plan fuera defectuoso; Simplemente que hubo fallas en la implementación. Las comisiones en otros estados pueden basarse en lo que California ha comenzado y aprender de los errores de California.

Asumamos que un boxeador profesional recibe una pequeña cantidad de dinero cada mes del Plan una vez que él o ella se vuelve elegible. No será mucho y, en algunos casos, el boxeador podría tomarlo en una suma global. Supongamos además que el boxeador peleó en varios estados además de California. Si estos estados tuvieran un plan similar, la anualidad mensual del boxeador, cuando se combinan, podría ser algo de valor.

Nevada, Nueva York, Texas, Pennsylvania, Illinois y Florida rápidamente vienen a la mente. Si solo uno de estos estados utilizara la plataforma y / o el concepto iniciado por California y lo refiniera para minimizar las fallas salvaguardando los fondos y asegurando una administración adecuada, es más que posible que otros estados sigan el ejemplo. Si Nueva York siguiera su ejemplo, la presión seguramente aumentaría en otros estados como Nevada y Texas o viceversa.

De alguna manera, en algún lugar, hay un salvador como Marvin Miller (de la fama del béisbol) o tal vez Jacquie Richardson (la Directora Ejecutiva de la Fundación de Boxeo de Jubilados) que podría hacer frente a la tarea: alguien que pueda provocar la creación de un sub-comite que tal vez esté compuesto por un experto en asuntos de pensiones, un abogado de beneficios, otro experto en asuntos de salud que se aplican a los boxeadores y un cuarto miembro con experiencia en el negocio del boxeo. La burocracia, los trucos políticos y los egos deben mantenerse alejados a medida que se desarrolla un proceso, y eso es mucho más fácil decirlo que hacerlo.

Mientras tanto, esperamos que esa chispa que encienda otras comisiones estatales tome nota seriamente y luegoque  el problema, con suerte, encuentre sus propias piernas.

Posdata: como han señalado los escritores David Avila y Caryn Tate, el Fondo de Pensiones de los Boxeadores de California, que actualmente asciende a $ 5.3 millones según el sitio web de CSAC, se ha mantenido prácticamente intacto. Hay dinero esperando a los boxeadores retirados que pelearon entre 1981 y 1994 y que tienen al menos 50 años.

Los ex combatientes que tengan preguntas sobre la elegibilidad deben comunicarse con la oficina de la Comisión en Sacramento al (916) 263-2195.

*Traducido para Ted Sares en ib.tv

Facebook Comments