Brandon Adams tenía muchas opciones en el futuro después de ganar la quinta temporada del reality show “The Contender”. La semana pasada él estaba sopesando ofertas de Gennady Golovkin y Jermall Charlo. “Elige tu veneno”, dijeron.

Adams eligió a Charlo. Aunque no es oficial, se reunirán el 15 de junio en SHOWTIME. (Eso significaría enfrentarse a Tyson Fury contra Tom Schwarz esa misma noche en ESPN +).

“The Contender”, que se desarrolló desde el 2005 hasta el 2009 y fue resucitado el año pasado, es una creación de Mark Burnett, el hombre detrás de “Survivor” y “The Apprentice” (este último protagonizado por un futuro presidente de EE. UU., Como si no lo supieran), dos de los shows más populares en la historia de la televisión estadounidense.

Burnett tuvo menos éxito con “The Contender”, que sigue la vida de los boxeadores que compiten en un torneo de eliminación única de 16 hombres. Durante la primera ejecución de la serie, el programa rebotó entre tres redes, nunca encontrando un hogar permanente. El avivamiento del 2018 se emitió en Epix, una de las nuevas redes premium de cable y satélite.

Para obtener un lugar en “The Contender”, uno tiene que ser un boxeador consumado, pero una consideración más importante es una buena historia de fondo. El elenco de la temporada 2018 incluyó a estos concursantes:

Marcos Hernández: habiendo sido acosado desde muy joven, Marcos está peleando por su joven hijo autista.

John Thompson – Artista de teatro, tenía 6 años cuando su madre murió de SIDA.

Eric Walker – Encarcelado en Louisiana a los 15 años, pasó 14 años tras las rejas.

Gerald Sherrell: Un guardia de seguridad del zoológico de día y un joven padre de noche, Sherrell busca devolverle la gloria del boxeo a su ciudad natal de Pittsburgh.

John Jackson – El hijo de Julian Jackson, él “viene de la riqueza pero se preocupa por los desfavorecidos”.

Brandon “The Cannon” Adams, el padre de dos hijos de un vecindario pobre de Los Ángeles, encajaba a la perfección. Y le ayudó a su causa que su carrera se había estancado, como era el caso de muchos contendientes antes que él. Este espectáculo fue todo acerca de las segundas oportunidades.

El 22 de mayo del 2015, Brandon Adams, de 25 años, con un récord de 17-1, entró en el cuadrilátero ante el mencionado John Thompson en Corona, California. Aunque tanto él como Thompson eran relativamente poco claros, su partido atrajo una gran expectación ya que el ganador sería coronado como el campeón del torneo ESPN Boxcino de las 154 libras y este fue el episodio final de “Friday Night Fights” de ESPN, que estaba retirando su tienda después de una carrera de 17 años.

Adams fue favorecido, pero dejó su pelea en el gimnasio. Thompson estaba sobre él desde la campana de apertura y lo detuvo en la segunda ronda. Adams se sintió tan amargado por la experiencia que se alejó del boxeo. Complicado por problemas de gestión, estuvo ausente durante tres años completos antes de resurgir como un Contendiente.

Adams tuvo un duro camino hacia la final. En su primer partido, detuvo al veterano de Filadelfia Tyrone Brunson en la cuarta ronda. Luego superó al favorito del torneo Ievgen Khytrov, un ex olímpico, y Eric Walker, que había eliminado al enemigo de Adams, John Thompson. Estos tres combates, todos programados para cinco rondas, se llevaron a cabo a puerta cerrada en un estudio de Los Ángeles que había sido tallado de una planta de fabricación de muebles.

En las finales, disputadas en el Foro de Inglewood, Adams se enfrentó a Shane Mosely Jr. en una ronda de 10 asaltos. El premio para el ganador fue de $ 250,000 y una calificación de # 10 otorgada por el World Boxing Association.

Lo que engancho a Mosley, dijo el comunicado de prensa previo al evento, fue que estaba “tratando de salir de la sombra de su padre y forjar su propio legado”. Pero el joven Mosely era una pálida imitación de su padre y Adams lo superó. Por un margen desequilibrado.

“The Contender” demostró ser un gran impulsor de la carrera para ganadores anteriores, un escalón para los buenos días de pago.

De los primeros cuatro ganadores, el súper welter Sergio Mora, el súper welter Grady Brewer, el súper mediano Sakia Bika y el peso crucero Troy Ross, solo Brewer no consiguió una oportunidad por el título mundial. Mora y Bika se convirtieron en titulares mundiales, aunque sus mandatos fueron breves. (Sakia Bika, ahora de 40 años, estará en acción el 13 de este mes en una tarjeta en Minneapolis con Sergiy Derevyanchenko y el favorito de los fanáticos locales, Caleb Truax, en combates separados).

Sin embargo, lograr el estatus de titular de un título hoy en día no es lo que solía ser. Aunque dos futuros campeones del mundo surgieron de la serie, uno puede decir bastante que, en general, las carreras post-Contender de los ganadores fueron irregulares, nadie más que Grady Brewer, quien se retiró con un récord de 32-20.

Brandon Adams espera emular a Sergio Mora, quien generó un gran disgusto cuando destronó al campeón mundial de 154 libras de la CMB, Vernon Forrest, en su primera reunión en junio del 2008. Adams (21-2, 13 KOs) será un perdedor del tamaño de Mora cuando se enfrente al ex campeón de la FIB de 154 libras Jarmall Charlo, a pesar del hecho de que el invicto Charlo (28-0, 21 KOs) no lució fuerte en su última salida contra el fallecido Matt Korobov.

Brandon Adams aprovechó su segunda oportunidad. Ahora el camino se vuelve más difícil para el antiguo Contender.

*Traducido para Arne K. Lang en ib.tv

Facebook Comments