Tras varias promesas incumplidas, Julio César Chávez Jr. anuncia otro regreso -Por J.J. Álvarez

Ya sea porque es hijo del gran boxeador mexicano Julio César Chávez, porque fue campeón mundial, o por sus múltiples problemas personales, el Junior Chávez acapara a ratos cintillos periodísticos y cientos de comentarios en las redes sociales. Por estos días el hijo de La Leyenda vuelve a tener destaque en los medios, después de casi dos años de su último combate, precisamente frente a otro mexicano y rey de la taquilla, Saúl “Canelo” Alvarez. Y como un guión repetido, el retoño del astro hace una nueva promesa, que muchos fanáticos acogen con escepticismo.

Hace pocas horas, el propio Chávez Jr. , de 33 años, anunció que subiría al cuadrilátero en el sexto mes del año de este 2019, aunque sin definir rival, ni sede, una noticia que provocó amplia repercusión, sobre todo en la prensa mexicana, que se hace eco de sus comentarios, incluidos los detalles vinculados a su azarosa y problemática vida.

“Voy a pelear el 22 de junio, creo que en México, no sé si en Mérida, Yucatán, todavía no sé con quién voy a pelear”, dijo Chávez Jr. en compañía de su padre, durante un recorrido que ambos hicieron por Metepec, Estado de México. “Obviamente, no pelearé en algo grande ni tendré una pelea de campeonato, pero acabo de regresar, estoy entrenando bien, trabajando duro en el gimnasio y la actividad no es algo que me preocupe, porque todavía soy joven y no he sido golpeado”.

El Junior Chávez mencionó como posible rival al estadounidense Michael “Mike” Lee (21-0-0, 11 KOs), púgil de la división semicompleta , que en su anterior pleito ganó la faja vacante de la Organización Mundial (OMB), correspondiente a la Organización de Norteamérica (NABO, en inglés), al imponerse unánime a su coterráneo José Hernández, el 8 de junio pasado, en Rosemont, Illinois.

Como ha expresado en ocasiones previas, Chávez Carrasco aseguró que el fracaso ante Canelo Alvarez, en mayo de 2017, le ha servido para reflexionar y darse cuenta de que si aspira a tener peleas de gran nivel y poder enfrentar a adversarios de la élite, debe demostrarlo cuando regrese al cuadrilátero.

“Tengo mucho entusiasmo por escalar el ring nuevamente, estoy enfocado en este compromiso y ahora mismo estoy más maduro, sé lo que quiero, lo difícil que es ser boxeador, los sacrificios de esta profesión, pero estoy dispuesto a hacerlos con el propósito de tener un buen rendimiento”, comentó Chávez Jr. Pero la trayectoria del boxeador ha demostrado que “del dicho al hecho … un gran trecho”.

LA HISTORIA SE REPITE
No es la primera vez que Chávez Jr. anuncia con bombos y platillos el regreso al fragor de los entrenamientos y la posibilidad de combatir. Es una historia que se repite y por éste o aquel motivo, deja a sus seguidores en un limbo sin cumplir la promesa.

Casi todo el año pasado y durante meses, Chávez Jr. especuló en su cuenta de Twitter que estaba concretándose un acuerdo para pelear, y a mediados de 2018 precisó que sería el 7 de septiembre contra Sergio Mora, en un peso acordado de 171 libras. Y entonces escribió: ¡De salir victorioso, me gustaría que Sergio “Maravilla” Martínez me diera la revancha que nunca tuvimos! Nunca es tarde…Let´s go Champ”.

Y como impelido por un resorte, el retirado argentino Sergio Martínez le respondió también en su cuenta personal del pajarito azul: “Exacto, nunca es tarde y volvería a pelear solo por esa revancha. ¿Aceptas? ¿Estás seguro? Te propongo noviembre”.

Chávez Carrasco y Sergio Martínez se habían enfrentado antes el 15 de septiembre de 2012, en el Thomas and Mack Center, de Las Vegas, donde el sudamericano le arrebató, por fallo unánime al azteca la corona mediana del Consejo Mundial (CMB), que el derrotado exponía por cuarta ocasión, después de tres defensas exitosas.

Tras una defensa victoriosa (unánime) ante el británico Martin Murray, en Buenos Aires, “Maravilla”, hoy con 44 años, fue víctima de los puños del puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto, quien le propinó una paliza, con cierre por abandono en el décimo episodio, después de tres caídas en el 1er asalto y un conteo adicional en el 9no. No ha vuelto a pelear desde ese fracaso, ocurrido el 7 de junio de 2014, en el histórico Madison Square Garden, de Nueva York.

Pasados varios días y sin escuchar nuevamente sobre la propuesta del nacido en Culiacán, Sinaloa, el zurdo argentino volvió a la carga: “Julio, si te rajas, dilo ya. Yo quiero darte otra paliza el 17 de noviembre, Deja ya de dar vueltas, acepta y firma el contrato. Porque tú me desafiaste. ¿Lo recuerdas? Si algo admiro de los mexicanos es que no se rajan como tú lo estás haciendo”.

Molesto por el emplazamiento de Martínez, el Junior le respondió, también por su cuenta personal de Twitter: “Yo estoy más que listo, Sergio. Me va a dar mucho gusto clavarte unos buenos (grosería). Sabes que solo me faltaron 15, 20 segunditos. Pero fue peor, te retiré. Nunca más fuiste el mismo. ¿Estás listo?”.


ALFREDO ANGULO POR SERGIO MARTINEZ

Unas semanas más tarde, el promotor Edward “Eddie” Hearn puso el grito en el cielo durante la Convención del Consejo Mundial (CMB), efectuada a inicios de octubre, en Kiev, Ucrania.

“Chávez Jr. hizo su juego, llamó a ´Maravilla´ y éste que disfrutaba de su retiro, escuchó algo en su interior que le dijo tomara la pelea”, expresó Hearn, principal directivo de la compañía Matchroom Sports. “Chávez Jr. debe callarse o pelear, él hizo el reto. Sé que es una pelea loca, lo es, pero si hablas, debes agarrarla. Dice que quiere la pelea, pero no la firma, prefiere una pelea fácil en diciembre. El contrato de nuestra parte está listo, pero dicen que alguien lo perdió. Lo cierto es que alguien dice mentiras. Por favor, de mi parte, les digo que el contrato puede ser firmado ahora”.

De acuerdo con Hearn, todo estaba listo para que Chávez y Martínez se enfrentaran el 17 de noviembre, en el Mandalay Bay, de Las Vegas, pero según trascendió el grupo del mexicano hizo un acuerdo con su coterráneo Alfredo Angulo para chocar el 1 de diciembre, en pleito de respaldo del estelar que protagonizarían el estadounidense Deontay “El Bombardero de Bronce” Wilder, campeón mundial de la división pesada, y retador inglés Tyson “El Rey Gitano” Fury, en el Staples Center, de Los Angeles, California. La pelea concluyó en empate tras 12 emocionantes asaltos.

A finales de noviembre, sin embargo, Guadalupe Valencia, asesora legal de Chávez Jr., informó que el pleito contra Angulo se había cancelado, pues Chávez Jr. no estaba listo para regresar al ring, por lo que todos sus asesores, en especial el padre del Junior, intentaban evitar otra mala actuación, como la que había tenido frente a “Canelo” 19 meses antes. “La semana pasada fue con el oftalmólogo para hacerse los exámenes y después de eso papá (Chávez Sr.) y Julio hablaron. Éste último pensó que no estaba al 100 por ciento para la pelea y después de tanto tiempo sin tener una pelea, lo mejor es no pelear”, argumentó Valencia.

Valencia añadió que Chávez Sr. estaba muy preocupado porque su hijo no tuviera suficiente tiempo de entrenamiento y, además, quería verlo con una mejor condición en los aspectos técnicos y tácticos. Enfatizó que todo el equipo había estado de acuerdo en posponer el regreso para enero o febrero, porque no querían que El Junior regresara contra Angulo y no lo hiciera bien”.

“Quiero agradecer a todos mis fanáticos por tantos años de apoyo. Mi equipo y yo decidimos posponer mi regreso, a pesar de que he estado entrenando muy duro, (pero) no he logrado llegar a donde quiero estar”, escribió Chávez Jr. en su cuenta de las redes sociales. “Volveré lo antes posible, pero primero está mi salud y mi familia, que Dios te bendiga”.

Al igual que en anuncios previos, Chávez Carrasco comentó que siente una gran satisfacción por su anunciada vuelta al cuadrilátero en junio. Y que si todo transcurre como han planeado lo hará dos o tres veces más en lo que resta de año, hasta tener la oportunidad de ubicarse en la cima de la división y luchar por un título del mundo.

“Estoy feliz porque voy a pelear y trataré de ofrecer una gran actuaión”, explicó Chávez Jr. “Tengo muchas ganas de volver y lo haré con todo. Pero debo aclarar que tengo tres derrotas y mi intención es no perder otra pelea. Si vuelvo a perder me retiraría, así que le digo a la gente que espere lo mejor de mí”.

Facebook Comments